Home Locales En Memoria de Rafael Manzo
0

En Memoria de Rafael Manzo

0
0

La Federación Jalisciense del Medio Oeste comunica el fallecimiento del Sr. Rafael Manzo, un gran compañero, amigo y persona ejemplar.

Fedejal comunica con profundo dolor el fallecimiento del Presidente del Club Tecalitlán, Rafael Manzo, quien ha sido un gran compañero, amigo, líder comunitario y una persona ejemplar. Dice la poesía que cuando un amigo se va deja un espacio vacío y podemos asegurar que el espacio que hoy deja en nuestros corazones el Sr. Rafael Manzo es inmenso, porque su enorme entrega a favor del prójimo lo hizo colaborar mancomunadamente con su club y con la Federación, para alcanzar las metas propuestas.

El Señor Rafael Manzo nació el 21 de Octubre de 1944 en Tecalitlán Jalisco. Sus padres fueron Don Pablo Manzo y la Sra. María Dolores Licea. Fue el séptimo de 10 hijos y de los hombres el más pequeño.

Se fue a vivir a Guadalajara a los 22 años con la intención de mejorar la calidad de vida de sus padres y sus hermanos, comenzando a trabajar como taxista.  A la edad de 26 años se mudó a California y allí obtuvo dos trabajos. El cheque de la semana de uno de los trabajos se lo mandaba a su mamá y el cheque de su segundo trabajo lo usaba para sus gastos.

Siendo un hombre muy unido a su familia el Sr. Manzo regresaba a Tecalitlán cada año a visitar a sus padres y a sus hermanos.  Durante uno de sus viajes a Tecalitlán conoció a Teresa Valencia y después de dos años de romance por cartas y visitas de cada año, se casaron el 10 de febrero de 1974, Rafael tenía 30 años y Teresa 23.

Ya casados se fueron a vivir a California donde tuvieron a sus hijos mayores, James Manzo y María Dolores Manzo (De León).  En California se asoció a una cooperativa de cultivo de fresas y legumbres, donde llegó a ser Tesorero de la Mesa Directiva.

Estuvo en la cooperativa hasta 1980 cuando decidió mover su familia a Aurora, para que su esposa estuviera más cerca de sus hermanos y hermanas, los cuales radicaban en dicha ciudad.

En Aurora nacieron sus dos hijos menores, Liseth Manzo y Richard Manzo. En Illinois comenzó a trabajar con una compañía en landscaping y como segundo trabajo ayudaba con el ganado en un rancho en Millbrook.

En 1990 realizó su sueño de comprar un rancho con suficiente terreno para tener animales y comenzar su propio negocio de landscaping. A todo esto, la familia igual seguía viajando a Tecalitlán cada año para visitar a la familia. Una tradición que no se dejó de hacer hasta este año que se enfermó y por esa razón no pudo viajar.

El Sr. Manzo fundó el Club Tecalitlán en 1998 integrándose a Fedejal, donde desarrolló de forma ejemplar un gran trabajo voluntario en beneficio de sus comunidades de origen y de residencia. Realizaron con el club varias obras en Tecalitlán como el Asilo de Ancianos María Mora. También fueron una parte muy importante de apoyo para el Centro de Rehabilitación y el club ha mandado camiones de estudiantes para transportación de Cuidad Guzmán al Centro de Rehabilitación.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *