Estudio revela que desigualdad racial se mantiene igual a hace 50 años

Según el estudio realizado en el libro titulado ‘Curación de la sociedad dividida: Invertir en Estados Unidos. cincuenta años después del informe Kerner’, la desigualdad racial en el país se mantiene en niveles similares a 1968.

Según el análisis publicado en el libro, la desigualdad racial en Estados Unidos se mantiene en niveles similares que en 1968, año en el que se publicó el histórico informe Kerner, que examinó la discriminación racial de aquel entonces.

La reseña del libro ‘Curación de la sociedad dividida: Invertir en Estados Unidos. cincuenta años después del informe Kerner’, de 488 páginas, señala que en 1968 la Comisión Kerner concluyó que Estados Unidos se dirigía hacia “dos sociedades: una afroamericana y una blanca, separada y desigual”. Hoy en día, las comunidades estadounidenses experimentan crecientes tensiones raciales y desigualdad, resentimiento de la clase trabajadora por el Sueño Americano no cumplido, violencia de la supremacía blanca, inacción tóxica en Washington y el declive del ejemplo de la nación en todo el mundo.

La síntesis de la obra prosigue diciendo que en ‘‘Curación de la sociedad dividida”, Fred Harris, el último miembro superviviente de la Comisión Kerner, junto con el director general de la Fundación Eisenhower, Alan Curtis, reexaminan cincuenta años más tarde el trabajo aún necesario para alcanzar los objetivos establecidos en el Informe Kerner de 1968. Este volumen unifica los intereses de las minorías, de los estadounidenses de clase media y de trabajadores blancos, para proponer una estrategia para reducir la pobreza, la desigualdad y la injusticia racial.

Al reflexionar sobre el clima urbano de Estados Unidos en la actualidad, este nuevo informe establece políticas establecidas en la evidencia sobre empleo, educación, vivienda, desarrollo de los vecindarios y justicia penal, basadas en lo que se ha demostrado que funciona y en lo que no, concluye la reseña.

Este nuevo informe, que evalúa los parámetros que fijó el análisis Kerner, revela que mientras la desigualdad racial sigue en niveles similares a los de hace 50 años, los índices de pobreza infantil y acceso a vivienda empeoraron entre las minorías. Concretamente, el porcentaje de niños estadounidenses que viven en situación de pobreza creció casi 6 puntos porcentuales desde 1968 hasta la actualidad: de 15.6% a 21%, según datos del reporte.

Fred Harris uno de los coautores del estudio señaló que, a medida que la nación ha crecido, la tasa general de pobreza se ha mantenido prácticamente igual, mientras que el número total de personas pobres ha aumentado de 25,4 millones a 40,6 millones. La tasa de pobreza infantil es mayor hoy que en 1968 y el porcentaje de estadounidenses que viven en pobreza extrema ha crecido desde 1975. La tasa de desempleo afroamericana ha seguido siendo casi el doble que para los blancos y el desempleo en la comunidad latina sigue siendo desproporcionadamente alto.

El estudio señala a los políticos y funcionarios estadounidenses de las últimas décadas por no haber prestado la suficiente atención a la advertencia sobre pobreza y desigualdad que alertó el informe Kerner.

John F. Kerry, sexagésimo octavo Secretario de Estado de Estados Unidos, dijo sobre el libro que, “han pasado cincuenta años desde que la Comisión Kerner ofreció un llamado de atención durante largo tiempo, sosteniendo un espejo para confrontar la realidad de una sociedad profundamente dividida por la raza y el estado económico. Medio siglo después, cuántos llamados de atención más necesitamos antes de enfrentar la trágica realidad de que, en muchos sentidos, a pesar de las promesas de los políticos y los extraordinarios logros locales de líderes innovadores y creativos, en conjunto, como país, hemos retrocedido. Es hora de ser real sobre el desafío y el trabajo requerido para traer grandes modelos a escala y romper un ciclo que rebaja el nivel del Sueño Americano y disminuye nuestra propia definición de nosotros mismos como un país de igualdad de oportunidades. En ‘Healing Our Divided Society’, Fred Harris y Alan Curtis han reunido una colección de ensayos brillantes escritos por un grupo diverso de respetados expertos y activistas, para examinar dónde nos hemos equivocado y luchar con lo que debemos hacer para responder por fin a la alarma del Informe Kerner y cumplir con la promesa de nuestro país. Este libro es una lectura obligada para cualquier persona que esté cansada del estatus quo y que necesite la inspiración para marcar la diferencia y la prueba de que todavía hay tiempo para hacerlo”.

Leave a Comment