Home Editoriales ¡Feliz año nuevo!
0

¡Feliz año nuevo!

0
0
Carlos Rojas

Se fue navidad y ya está aquí año nuevo, parece siempre lo mismo ¿verdad? Pues ojalá que no volvamos a tropezar con la misma piedra… pero antes de continuar saludos para todos quienes  leen Ultimas Noticias y desde ya ¡Feliz año Nuevo!

Hoy recordaremos un poco de lo que ya hemos hablado… los hombres son tres: Uno que no obedeció… por sus vicios fue herido y apresado, otro que obedeció y reinó sobre su mundo y otro, que  a veces obedece y otras no. Este fue herido, venció y fue vencido y según sus esfuerzos llegara a la conquista o a la derrota…

En este hombre habitan tres fuerzas enemigas y contrarias, la imaginación, la cólera y el deseo, estos tres enemigos lo acompañan en su viaje porque sin ellos no puede viajar… La imaginación va adelante como guía o para defenderle pero es tan ignorante que muchas veces mezcla la mentira con la verdad y convierte la injusticia en equidad…

La cólera va siempre a su diestra para defenderlo, pero siempre ataca y mata y muchas veces a los mismos amigos sin medir consecuencias…

La pasión camina a su siniestra: es quien le proporciona el alimento y la bebida,  pero es más sucia que un cerdo, que a veces le sirve alimentos impuros y desapropiados y el pobre hombre está obligado a congeniar  con los tres hasta llegar a una tierra santa donde brilla la luz y en donde el lobo y la oveja vivan juntos  con armonía y paz.

Comenzar una nueva vida es el ingreso al mundo interno o sea la iniciación, veámoslo según el apocalipsis.

Cuando el aspirante comienza a dirigir el pensamiento concentrado a  su mundo interno y aspirando a la iluminación,  la luz divina empieza a invadir su templo-cuerpo y con aquella luz viene el conocimiento de si mismo, del universo y de los dioses que habitan en él.

El átomo Nous diminuta imagen del hombre perfecto, que se encuentra en el ventrículo izquierdo del Corazón y que es el átomo del Cristo, relata “La iniciación del ungido Jesús” y da testimonio del último Dios a Juan, ‘ La mente intuitiva’ testigo del Yo, soy o Logos individual…

El Cristo Nous es el primogénito de la muerte, porque fue y es crucificado en el cuerpo físico;  Juan o intuición, en estado de trance espiritual, en éxtasis, recibe la iluminación de su Yo para iniciar el método iniciático o desarrollarlo en los siete centros magnéticos en el cuerpo (por muchos llamados iglesias de Asia)

Los siete centros son los plexos físicos, Iglesias, centros anímicos o astrales, estrellas o divinidades;  de esos siete lugares en el cuerpo emanan los siete rayos de luz del Logos y todos ellos deben ser dinamizados… escribir a los ángeles de las iglesias es dirigir  hacia los plexos o ganglios el pensamiento, la aspiración y la inspiración y enviarles mayor cantidad de sangre y átomos solares que los dinamizan y desarrollan…

El pensamiento los despierta y hace vibrar en ellos los pétalos inertes o los rayos inactivos, porque cada centro tiene un numero de rayos, diferente de los del otro,  los que deben vibrar o girar en el hombre y cuanto más progresa el alma en su evolución, los rayos giran con mayor movimiento… Aquí algo triste y real, en el hombre profano y de poca evolución los centros magnéticos vibran solamente  con la mitad de sus rayos…

La iglesia de Ephesos (plexo básico) tiene cuatro rayos y dos de ellos son inactivos en el hombre común…El esplénico o prostático (iglesia de Smirna) tiene seis y solo tres activos.  El umbilical (iglesia de Pergamo) tienen diez 5 en actividad. El cardiaco (iglesia de Tiatira) tiene doce 6 están activos. El laríngeo (iglesia de Sardis) tiene 16 y solo 8 de ellos vibran. El frontal (iglesia de  Filadelfia) tiene noventa y seis y solo 48 están en movimiento. El coronario (iglesia la Odisea) llamada la flor de mil pétalos porque tiene 960 ondulaciones y la mitad es inactiva….creo que hay que trabajar para llegar hacer la voluntad del intimo….seguiremos  arando porque falta mucho por sembrar. Hay que empezar ahora que todavía hay sol… gracias por leer ULTIMAS NOTICIAS  y ¡Feliz año Nuevo!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *