0

Feliz Navidad

0
0

La incertidumbre que plantea el 2017 para la comunidad inmigrante es tan grande que cuesta abstraerse completamente del aura negativa que se palpita para el nuevo año y así celebrar alborozadamente y con espíritu navideño estas fiestas decembrinas… Sin embargo estamos en el mes de Santa Claus (perdón, se que debería decir de la celebración del nacimiento de Jesús, pero creo que la figura del Cristo ha ido quedando opacada con el paso del tiempo por el hombre que llega del Polo Norte con una gran sonrisa, mucho marketing a su favor y repleto de regalos) así que habrá que renovar la esperanza y esperar que debajo del árbol encontremos como obsequio un poco de esa paz y compasión que tanto se añora y precisa…

No es fácil alimentar sueños en los tiempos actuales, el resquemor es el aire que se respira hoy y, por más que intentemos ser optimistas, la gran andanada de noticias alarmantes y nocivas que hemos recibido en los últimos meses ha ido haciendo mella en nuestro espíritu. Así y todo (y a pesar de todo) es tiempo de Navidad… aunque la desesperanza y el miedo amenacen con robarnos la felicidad y la bienaventuranza de un nuevo año que se aproxima…

Yo se que los últimos tiempos han sido particularmente difíciles, complicados, con marchas y contramarchas, con muchas promesas y pocas concreciones, con una comunidad hispana que sigue siendo pretendida por el voto, pero olvidada a la hora de las concesiones. Sé que aún existe la incomprensión en las comunidades, la intolerancia, la violencia y la inseguridad pero, sin embargo y a pesar de todo, este es el mes de la esperanza, de los ideales, de reencontrarse con el espíritu y de esperar milagros. Es un mes para soñar y para refugiarse en los seres queridos, recargando el espíritu de esa energía vital que solo la dan las personas que lo quieren a uno.

Por eso y tan solo por eso les pido una pausa, no bajar la guardia, no quedar expuestos, no dejarse estar, pero si una pausa, una mirada alrededor para reencontrar afectos, para brindar una voz y la esperanza de un mundo mejor a los niños que tanto lo necesitan, a los ancianos que esperan siempre una mano cálida y también para aquellas personas que, lamentablemente, no tienen con quien pasar estas navidades, porque… ¿Saben qué?, hay muchísimas personas que no podrán pasar con su gente en estas fiestas, que estarán solos y decepcionados. Por eso les pido que si conocen a alguien así, lo estrechen fuerte y lo hagan sentirse querido… no se imaginan ustedes lo feliz que puede llegar a sentirse esa persona.

Es navidad (a pesar de todo), es tiempo de paz, de concordia, de familia… es momento de clamar por un mundo mejor, para que se unan las razas, los credos y todos los estratos sociales y veamos a nuestro semejante como un amigo, como un hermano. Y, como dijo Jesús, que nos amemos los unos a los otros como Él nos amó… Esos son los deseos fervientes de todo el personal de Ultimas Noticias para Usted y para toda su familia.

Brindamos por una muy feliz Navidad y un año 2017 colmado de logros… ¡Que Dios los bendiga!

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *