FIFA, UNESCO y el Programa Mundial de Alimentos quieren mejorar el acceso de los niños a la educación

El nuevo programa “Fútbol para las escuelas” de la FIFA tiene como objetivo hacer que el fútbol sea más accesible tanto para los niños como para las niñas de todo el mundo.

El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay y el Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, David Beasley, firmaron una carta de intenciones para reforzar la colaboración entre las tres organizaciones en apoyo de su objetivo común de mejorar el acceso de los niños al deporte y promover importantes aptitudes para la vida.

El nuevo programa “Football for Schools” (Fútbol para las escuelas) de FIFA tiene como objetivo hacer que el fútbol sea más accesible tanto para los niños como para las niñas de todo el mundo, mediante la incorporación de actividades futbolísticas en los planes de estudios de educación física (o como una actividad extracurricular), contribuyendo así a la educación, el desarrollo y la capacitación de los niños. Como parte de la hoja de ruta estratégica de la FIFA “FIFA 2.0: Visión para el Futuro”, el diseño y la implementación del programa contribuyen al desarrollo del juego a nivel nacional y lo ponen al servicio de las comunidades locales. Proporcionará apoyo mediante acciones y herramientas tangibles, como el suministro de material educativo e instructivo (incluidas aplicaciones y una plataforma en línea) para los docentes.

A través de esta iniciativa, se distribuirán 11 millones de balones de fútbol a las escuelas de los territorios de las 211 asociaciones miembros de la FIFA, llegando a más de 700 millones de niños y se creará una plataforma en línea para informar a los profesores sobre cómo incorporar el fútbol a la educación.

En particular, el programa se beneficiará de la amplia trayectoria de la FIFA en el desarrollo técnico del fútbol, de la larga experiencia de la UNESCO en educación y deporte y del éxito del programa de alimentación escolar del PMA, que se lleva a cabo en más de 100 países. La alimentación escolar contribuye a garantizar que todos los niños y niñas tengan acceso a la educación, la salud y la nutrición, ya que proporciona a los niños y niñas comidas mientras están en la escuela, lo que constituye una base importante para el deporte y la educación física.

Los tres dirigentes destacaron la importancia de las asociaciones entre organizaciones internacionales, gobiernos, asociaciones nacionales de fútbol y la FIFA para mejorar el acceso al deporte, así como para aumentar la contribución del deporte y en particular del fútbol, a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Se prevé que la ejecución del Programa Fútbol para las Escuelas comience a mediados de 2019 con la puesta en marcha de proyectos piloto en África, Asia y América Latina sobre la base del interés expresado por las asociaciones nacionales y las necesidades específicas del deporte y el fútbol locales en los países implicados. La FIFA ha asignado un presupuesto de 100 millones de dólares al programa, que se ejecutará hasta el 2022.

Leave a Comment