Hay que saber pedir…

Tenemos que saber pedir… En la forma de pedir esta la forma de recibir, todos tenemos una serie de necesidades y deseos legítimos de tipo social, físico, emocional. Sin embargo, muchas veces, por MIEDO al rechazo de los demás, siempre nos es difícil conseguir lo que estamos buscando o lo que deseamos tener.

Este es un signo de una baja autoestima que debe ser corregido para no hundirnos más y acabar encontrándonos en una situación en la que las necesidades de los demás siempre estén por encima de las nuestras… esto parece difícil y para mucha gente lo es pero siempre hay una solución para todo.

Para empezar tenemos que saber diferenciar entre necesidad y deseo…. Hay que observar de forma real nuestros sentimientos y poder darles la importancia que merecen… La gente que sufre de una baja autoestima pueden llegar a temer tanto al rechazo de los demás, que también pueden llegar a pensar que sus necesidades y deseos son algo sin importancia y esto puede dar cabida para que los demás los ignoren que la persona puede afectarse o perder la brújula al grado que puede caer en el extremo que no pueda identificar sus necesidades y deseos, diciéndose a sí misma que no necesita nada, mientras que los demás estén bien. Esto puede parecer muy humano, generoso y digno de elogios, pero también puede producir consecuencias graves de autoestima, situaciones como ansiedad y depresión.

Cuando identificamos nuestras necesidades y deseos, debemos ser conscientes de que todo mundo tiene derecho a pedir lo que quiere, ya sea un deseo o una necesidad.  Pedir algo importante no nos convierte en egoístas ni en malas personas, porque hay derecho a reclamar lo que deseamos. Primero tenemos que vencer el miedo, aquella frase de hacerse responsable o estar comprometido o hacerse cargo significa mucho y está muy gastada ¿sabes exactamente lo que significa? Que hay gente que no se hace cargo de nada y otras que se hacen cargo de todo… o se sienten responsables por todo hasta de lo que no les corresponde…

Debemos saber de qué nos tenemos que hacer cargo y así reconocer nuestra responsabilidad y, por ende, las consecuencias de nuestros actos. No pasemos nuestra responsabilidad a otros, como a un vecino o a tu esposa o hasta factores externos como al gobierno o a la crisis económica etc, etc, etc… Como dijese Michel Montaigne: a nadie le va mal durante mucho tiempo, sin que el mismo tenga la culpa (nota: urge reunión diaria de cinco minutos contigo mismo y obsérvate) es un paso gigante para mejorar la autoestima.

Cada caída nos deja una experiencia y tenemos que ser conscientes de que las cosas que nos pasan buenas o no muy buenas, son fruto de lo que hemos sembrado o de lo que hemos dejado de sembrar. No esperes un milagro, como dijese el gran Og mandino, tu eres un milagro de la naturaleza… debes darte cuenta que tu llevas las riendas de tu vida y nadie más, solo tienes que hacer cambios en tu vida o en tus decisiones… no tienes que esperar que los astros se aliñen o que se cumpla una profecía para que te vaya bien… Tú pide lo que quieras, lo que desees o lo que necesites… No te rindas, no claudiques y sigue tu camino, sigue tu sueño, que nadie interfiera en tu peregrinar, te darás cuenta que toda tu historia y cada minuto te pertenecen como te pertenece el palpitar de tu corazón…

Eres obra de un creador, ¡¡¡Exprésate!!! Pide, solo que… HAY QUE SABER PEDIR… Gracias por leer Ultimas Noticias.

 

 

Leave a Comment