Home Editoriales Hicimos lo correcto
0

Hicimos lo correcto

0
0

4a9a1686-2Nuestra comunidad está profundamente sorprendida y preocupada por los resultados en estas elecciones, pero comprometidos a enfrentar este gran desafío, ya que Donald Trump no era el candidato al que queríamos, pero será el Presidente que tendremos.

Personalmente, yo no tengo afiliación política alguna. No soy ni Demócrata ni Republicano. Yo siempre he votado y lo he hecho por el candidato que con su experiencia, valores y principios ofrezca el mejor proyecto para nuestra comunidad trasnacional, sin ser relevante el partido que lo presente, ya que finalmente es una persona la que ocupará el cargo.

Nos desilusiona y provoca incertidumbre el que seremos dirigidos por una persona a la que yo considero no tiene ni la capacidad ni la actitud para dirigir el país, quien en su discurso ha inflamado los corazones con intolerancia, odio y agresión hacia los mexicanos, los inmigrantes, los musulmanes, las mujeres, las personas con discapacidad y a todos aquellos que se han puesto en su vista.

Es preocupante que él piense y actúe así y lo sería más que quienes lo apoyaron lo hicieran de la misma manera, pero tengo confianza de que realmente nadie espere que en la práctica actúe así.

En su retórica, Trump buscó endulzar oídos en todos los segmentos del electorado al hacer promesas a modo, esto más que nada por ignorancia y en búsqueda del voto, pero que ya en la institución de la Presidencia tendrá un panorama real y la información necesaria que le muestren que sus propuestas de campaña son inviables e insostenibles. Más aún, son profundamente dañinas para la sociedad, economía e instituciones de los Estados Unidos, por lo que simplemente no podría implementarlas.

Y, aunque en el discurso electoral el panorama no es alentador para la comunidad mexicana ni para el futuro de los Estados Unidos, los resultados en las votaciones indicaron claramente a quien se eligió para dirigirnos, ya que una de las bases que ha hecho grande a esta nación en estos 240 años es precisamente su democracia y el respeto que siempre tenemos a la decisión de la mayoría, aunque esta sea incorrecta.

No podemos crecer en un país dividido, ya que lo único que lograríamos con ello es que nosotros nos segregaríamos y con eso validaríamos a aquellos que no comprenden que somos una invaluable parte de esta nación en la que ya estamos asimilados.

Los inmigrantes tenemos la fuerza y el espíritu para saber adaptarnos a condiciones adversas a las que siempre hemos sabido superar, en nuestros trabajos, creando negocios y empleos, fortaleciendo la economía, la educación, las artes y ciencias y también derramando sangre en los campos de batalla.

Rendirnos nunca será una opción, sino al contrario, este es el momento en que debemos estar más unidos y dar nuestro mayor esfuerzo para luchar democráticamente por las libertades y derechos que nos da nuestra Constitución.

No debemos tener miedo, sino canalizar nuestra energía para ser mejores cada día, prepararnos, capacitarnos, aprender inglés, regularizar nuestro estatus migratorio, hacernos ciudadanos, registrarnos para votar aquí y en México, tener o ampliar un negocio, integrarnos plenamente a la economía de este país.

Pero esto no se hace sólo en el tiempo de campañas políticas, es nuestra responsabilidad cívica el prepararnos lo mejor posible y acrecentar nuestra participación ciudadana, luchar cada día por nuestras familias y comunidad, por nuestros valores, integridad, cultura y tradiciones y prepararnos rumbo a las elecciones en el 2018.

Bajo estos principios es como se ha hecho esta institución y nos demuestra que estamos haciendo lo correcto, logrando una gran movilización y participación del voto latino, logrando grandes avances en la representatividad hispana, como en Nevada con el triunfo de Catherine Cortez Masto, quien será la primera mujer hispana en el Senado y de Rubén Kihuen, inmigrante nacido en México y futuro miembro del Congreso o en Illinois, con Susana Mendoza, la primera hispana en ocupar el cargo de State Comptroller.

Manténganse informados y acérquense a NAIMA, quien junto a sus alianzas con organizaciones sociales, empresariales y académicas, seguirá trabajando cada día en el desarrollo y protección de nuestra comunidad e impulsando la agenda mexicana.

Y es así que, con la frente en alto, podremos decirles a nuestros hijos y nietos que nosotros no callamos la voz ni nos cruzamos de brazos, oponiéndonos a que al odio y el racismo retrógrada regresara a esta nación y finalmente el tiempo nos habrá dado la razón.

Recordemos que esta ha sido, es y seguirá siendo una nación de inmigrantes.

Sergio D. Suárez

President and CEO

NAIMA North American Institute for Mexican Advancement

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *