Home Editoriales Historias que tocan el corazón…
0

Historias que tocan el corazón…

0
0
Jacqueline Camacho-Ruiz
Jacqueline Camacho-Ruiz

La cajita dorada

Una niña de 4 años se encontraba en la sala de su casa envolviendo un regalo.  Su padre le dijo, “Suzy no gastes el papel, lo vamos a necesitar para envolver los regalos de Navidad.”  Ella se dijo: “Papi, estoy envolviendo un regalo para ti.”  Estas palabras calmaron el enojo de su padre y la dejó envolviendo su regalo.

A los pocos minutos, Suzy fue a presentarle el regalo, pero el enojo de su padre brotó nuevamente al ver que la caja se

encontraba completamente vacía.  Él le dijo: “Suzy, gastas el papel de envoltura y para que…para nada…este regalo está completamente vacío.”

Lágrimas brotaron de los dulces ojos de Suzy y le dijo a su padre: “Papi, pero el regalo no esta vacio, lo llené de besos para ti.”  En ese momento, su padre la abrazó tiernamente y le agradeció el regalo- después de brotarle las lágrimas a él también.

Muchos años después, en su lecho de muerte, el padre de Suzy mantenía la cajita dorada que le había regalado su hija Suzy y cada oportunidad que tenía, la alcanzaba para tomar un beso…

El regalo de mamá

Era un frío 24 de Diciembre y Juanito, el mayor de tres hermanos huérfanos de padre pensaba en que le iba a regalar a su querida mamá para Navidad.  El dinero y recursos eran muy limitados en su casa y él tan sólo contaba con 10 centavos.

Juanito visitó varias tiendas con la esperanza de encontrar el regalo perfecto, pero tras varios intentos, lo único que escuchaba era: “con 10 centavos no puedes comprar nada.”  Juanito desilusionado se fue de regreso a casa, pero justo en el camino se encontraba su última opción: una florería.

Su deseo arduo de demostrarle a su mamá cuanto la quería, lo motivó para que intentara una última vez…

Entró a la florería y después de que el último cliente salió, él fue bienvenido con una sonrisa por parte del dueño de la tienda diciéndole: “¿Cómo te puedo ayudar?” Juanito le dijo: “Me gustaría comprar una rosa roja para mi mama con este dinero,”  El dueño de la tienda le dijo: “Déjame ver que podemos hacer con esos 10 centavos, ahora regreso”.

Para la sorpresa de Juanito, el señor al regresar le dijo: “Hoy es tu día de suerte muchachito, tengo esta bella docena de rosas rojas en oferta por 10 centavos, ¿te interesa?” Juanito con la mirada llena de emoción, le dijo: “claro que sí, justamente tengo 10 centavos”

Juanito salió de la florería muy contento de saber que su mamá tendría un bello regalo de Navidad.  El dueño de la tienda y su esposa vieron al niño desaparecer en la distancia lleno de alegría después que él le confesara a su esposa, que ésa mañana algo le dijo que apartara una docena de sus mejores rosas para alguien especial.  Juanito le recordaba a él mismo en su infancia con carencias y su visita le tocó el corazón.

Toma la oportunidad para reflexionar acerca del verdadero significado de la Navidad.  Este año, toma un significado especial después de haber pasado momentos muy difíciles en nuestra economía.   Una oportunidad para agradecer por todo lo que tenemos, de revivir momentos felices y de demostrar nuestro amor como Suzy y Juanito lo hicieron.

¡Que la magia de esta temporada, te haga cumplir todos tus anhelos!  ¡Feliz Navidad!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *