Home Editoriales ¿Individuo o individual?
0

¿Individuo o individual?

0
0
Tab Machado

Las situaciones cotidianas, esas que repetimos rutinariamente casi sin pensar, son las que despiertan en el ser interior una mirada inquisidora a la psiquis humana, que nos permite desentrañar cómo es el ser humano y cuales son sus hábitos de vida.

Digo esto porque días atrás, mientras viajaba hacia mi trabajo como de costumbre, me puse a mirar la multitud de personas que atraviesan las carreteras día a día. Fue un acto repentino, reflejo si se quiere, pero totalmente revelador de los profundos contrasentidos que tiene la vida del hombre.

    Mirar los cientos de conductores que pasaban a mi frente, totalmente inmersos en sus mundos y problemáticas, me hizo recordar una vieja frase que decía “juntos… pero no revueltos”.

Dicho de otra manera, quizás más académica y elegante: cada quien iba pendiente de sus asuntos y sus razones, pero absolutamente ajenos a la problemática de los que a su lado viajaban.

Mas tarde y mientras caminaba por el centro de la ciudad, pude apreciar nuevamente el mismo contrasentido… la avenida estaba atestada de gente, todos caminaban decididos hacia cual era su destino, pero cada cual iba inmerso en su problemática, sin saber lo que pensaba y sentía el que iba a su lado…

Estas escenas se repiten en el cine, en el teatro, en un restaurante o donde se le ocurra pensar, ya que la gente está agrupada pero no está junta, está aglomerada pero no está unida, más bien simplemente comparte un mismo espacio de tiempo y lugar, en el que conviven por estricta conveniencia.

Es difícil pensar, viendo esta situación, que el hombre haya deseado desde el principio de los tiempos vivir en sociedad, ser gregario para poder compartir sus ideales, sus pensamientos, sus costumbres y sus problemas…La realidad muestra que el ser humano persigue, como única premisa, su individualidad sobre el bien común, prefiere exacerbar su ego en vez de practicar la sana costumbre de preocuparse por los demás y elige vivir en medio de un grupo de miles de individuos semejantes a él, pero tratando de recabar la mínima información de ellos y, si se puede, usufructúa las debilidades de los demás del grupo o se pone en las antípodas de cada uno de ellos… Ese es el profundo contrasentido que tiene la vida del hombre y  lo pone de manifiesto hasta en las cosas más insignificantes de la vida…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *