Juez extiende alojamiento para evacuados portorriqueños por el Huracán María

FEMA acata la orden del juez Timothy Hillman para extender la ayuda para alojamiento a desplazados por el huracán María. 

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias informó que está contactando a sus proveedores para que permitan mantener alojados en sus albergues temporales a los desplazados de Puerto Rico que no han podido regresar a la isla.

Son casi 950 las familias portorriqueñas alojadas en hoteles de Estados Unidos luego del huracán María que devastó la isla el año pasado y que pueden permanecer allí hasta al menos el 23 de julio, según la orden del juez Timothy Hillman.

Miles de portorriqueños desplazados por el ciclón en septiembre del año pasado, recibieron vales para alojamiento en hoteles que les dio el gobierno estadounidense. Estos vales vencieron el fin de semana pasado, lo que significaba que los evacuados podrían haber sido desalojados.

Sin embrago el juez Timothy Hillman de la corte federal de Massachusetts otorgó la extensión de los vales, el martes de esta semana y dijo que la orden que impedía su desalojo de los hoteles seguirá vigente hasta el 23 de julio a medianoche, lo que les permite permanecer allí hasta la hora de salida del día siguiente.

Los vales de vivienda temporal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) originalmente iban a caducar a la medianoche del 30 de junio. Además, FEMA informó que extenderá hasta el 30 de agosto el período para subsidiar vuelos de regreso a la isla para las familias que decidan hacerlo.

El huracán María, el más fuerte en tocar tierra en Puerto Rico en 85 años y que arrasó con la isla en septiembre de 2017, habría matado a más de 4,600 personas, una cifra que es 70 veces superior a la estimación oficial de fallecidos, según revelaron investigadores.

El huracán María tocó tierra cerca del pueblo de Yabucoa durante la madrugada, como categoría 4, con vientos máximos sostenidos de 155 mph (250 km/h). La totalidad de la isla, 3,5 millones de personas, quedó sin fluido eléctrico y más de 10,000 personas pernoctaron  en refugios dispuestos por el gobierno.

El huracán ha sido el peor evento atmosférico que ha sufrido Puerto Rico en más de un siglo. Varios ríos se salieron de su cauce y los fortísimos vientos derribaron árboles, dañaron viviendas y construcciones, incluidos varios hospitales.

Leave a Comment