Home Uncategorized La carretera del diablo
0

La carretera del diablo

0
0
leyendas urbanas
leyendas urbanas

¿Quién no ha escuchado alguna vez historias extrañas que dicenhaber ocurrido en nuestros propios pueblos? Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

Bastaba pasar por el kilómetro 239 de la carretera del diablo y una fuerza

misteriosa tomaba el control de los coches haciéndoles perder el control. La carretera del diablo, del misterio o carretera de la muerte se ubica en Alemania, une las ciudades de Bremen y Bremerhaven y fue puesta al servicio de la comunidad en el año 1929 en que fue inaugurada.

Era una carretera moderna bien señalizada y todos se mostraban conformes con la obra pública porque permitía una mejor comunicación entre estas ciudades y se podía llegar en menos tiempo. Pero esta alegría no duró mucho porque empezaron a ocurrir cosas extrañas en el trayecto recién inaugurado, accidentes que aparentemente no tenían explicación, de pronto sumaron más de cien accidentes extraños y, lo más curioso, que los hechos siempre sucedían en el kilómetro 239.

No tardó en correr la noticia y algunos curiosos llegaban para conocer que sucedía en este lugar, la policía empezó a realizar una investigación minuciosa de los acontecimientos y fueron entrevistados uno a uno los que sobrevivieron a los accidentes. Todos en su declaración coincidían en afirmar que al pasar por el kilómetro 239, una fuerza poderosa tomaba el control de sus vehículos, que luchaban para mantener el control, pero era imposible.

leyendas urbanas
leyendas urbanas

Esta fuerza misteriosa sacaba el vehículo de la carretera y eran arrojados lejos poniendo en grave peligro sus vidas. En alguna ocasión, llegaban a ser casi diez accidentados por día. Las autoridades no podían ignorar lo que pasaba, pero no lograban encontrarle una explicación coherente o científica de los acontecimientos.

En este contexto se buscó una opinión de un experto en temas paranormales, Carl Wehrs a quien se le conocía por ser un prestigioso adivino. Wehrs luego de una visita al lugar y una sesión especial, concluyó que el misterio de aquella fuerza poderosa estaba debajo de sus pies.

Afirmó que un río subterráneo pasaba debajo de la carretera justo en ese tramo y producía una corriente magnética capaz de provocar los accidentes que venían ocurriendo.

Se procedió a realizar una prueba de magnetismo y resultó positiva, en tal sentido a sugerencia del adivino se enterró junto a la carretera una caja con piezas de cobre, con la finalidad de desviar el magnetismo y evitar los accidentes. Durante el tiempo que la caja permaneció enterrada, nada sucedió, tan luego fue desenterrada los accidentes volvieron a ocurrir.

Desde ese día, nuevamente el adivino y las autoridades enterraron la caja con piezas de cobre la cual está hasta el día de hoy y nunca se volvió a saber de accidente alguno en el kilómetro 239. Sin embargo algunas personas afirmaron que podría ser una fuerza maligna que predomina en el lugar y que esa misteriosa caja contiene un conjuro y secretos para detenerla…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *