La Ciudad de Chicago recordó a propietarios e inquilinos los requisitos de la Ordenanza de Calefacción durante el clima frío

Los propietarios son responsables de proporcionar calefacción adecuada y se enfrentan a importantes sanciones por no hacerlo.

Con las temperaturas extremadamente frías que se han registrado durante la última semana, la Ciudad está recordando a los propietarios e inquilinos que estén conscientes de los requisitos de la Ordenanza del Calefacción de Chicago. Además, se recomienda encarecidamente a los residentes que tomen precauciones adicionales si usan calentones: nunca confíen en las estufas para obtener calor y deben asegurarse de tener alarma de humo y de monóxido de carbono funcionando correctamente en sus hogares.

“La Ciudad de Chicago tiene todo en sus manos para brindar apoyo y asistencia a los residentes de la ciudad que están lidiando con el peligroso frío”, dijo el alcalde Rahm Emanuel. “Los propietarios son responsables de proporcionar el calor adecuado a sus inquilinos, deben revisar sus edificios de manera proactiva y abordar los problemas de inmediato para evitar que las situaciones se conviertan en emergencias”, agregó.

El Departamento de Edificios de Chicago es el que hace cumplir la Ordenanza del Calor de Chicago. La Ordenanza sobre el calor obliga a que durante los meses de clima frío los propietarios suministren calefacción a las unidades de alquiler o a cualquier unidad donde los propietarios no tengan control individual del calor. Desde el 15 de septiembre hasta el 1º de junio, se requiere que la temperatura dentro de una residencia de alquiler sea de al menos 68 grados de 8:30 a.m. a 10:30 p.m., y de al menos 66 grados a partir de las 10:30 p.m. a las 8:30 a.m.

Los propietarios enfrentan a multas de hasta $ 500 por día, por cada día que no suministran calor adecuado. El motivo de la falta de calefacción no importa: los propietarios deben cumplir con la ley y los apartamentos deben tener el calor adecuado.

El Departamento de Edificios alienta a los residentes a que primero se comuniquen con sus propietarios cuando no tienen calefacción o tienen un calor inadecuado y deben llamar al 3-1-1 si no se toman medidas.

“Nos tomamos muy en serio las quejas por calefacción”, dijo la Comisionada de Edificios Judy Frydland. “Durante el clima frío extremo, nuestra primera prioridad es responder a las llamadas de calefacción y reasignamos a los inspectores para que se encarguen del aumento en el número de quejas. Trabajamos diligentemente para responder a las llamadas con prontitud y buscaremos multas máximas para los propietarios deudores”.

El Departamento de Edificios supervisará de cerca las quejas relacionadas con la calefacción durante toda la temporada de invierno. Cuando se justifique, el Departamento de Edificios trabajará en estrecha colaboración con el Departamento Legal para presentar casos judiciales que garanticen que los propietarios restauren la calefacción y el agua caliente, para hacer que su edificio cumpla con los requisitos o designe a las administraciones para restaurar la calefacción o mejorar la situación. Por más información pueden visitar la pagina web: www.chicago.gov.

Leave a Comment