Home Editoriales La confianza Nunca la pierda ¡Es suya!
La confianza Nunca la pierda ¡Es suya!
0

La confianza Nunca la pierda ¡Es suya!

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

Querido lector y amigo, gracias por estar aquí leyendo Ultimas Noticias. Confianza es  la esperanza firme de que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada o de que alguien actúe como desea. En fin, la confianza es un tesoro, es lo más maravilloso, es la base de todo, tanto en lo familiar, en la amistad, en el amor, en lo laboral, en fin…

Si este sentimiento está presente en nosotros, entonces  lo tendremos todo y todo será bueno. Todo hombre tiene poder y pone su poder o confianza en el poder de los hombres para lograr la perfección… pero también hay pruebas, porque el hombre irremediablemente es mentiroso,   infiel, perverso e imposible de conocer…

Pero no dejemos que nadie o que alguien nos haga perder el sentimiento y la confianza en los demás… amémonos los unos a los otros,  todo mundo sabemos eso y ¿acaso lo hacemos?

La confianza, bendita la confianza. El espíritu de confianza y amor llega hasta el punto de que podamos alcanzar nuestra propia identidad consigo mismo haciéndosenos imperceptible, intangible e indemostrable de forma que, aunque demostremos su trascendente poder cuando por la confianza nos amamos con su perfecto amor, generalmente ignoramos la alteridad de su Ser en nosotros y permanecemos en el convencimiento de su ausencia o de su inexistencia  y entonces  el desconocimiento de la maravillosa sencillez con la que, al escogernos como la expresión tangible de su ser, su inadvertida  presencia  respeta exquisitamente que podamos amarnos en plena libertad y reinar como dioses con su perfección.

Y por esta ignorancia de su alteridad en nosotros, depositamos la fuerza de la pasión que nos enamora en las personas que amamos así como en nosotros mismos sin mantener… la confianza fundamentada en él, reconociéndole humildemente todo el merito de nuestra bondad a este admirable, adorable e inapreciable ser espiritual que, haciéndose indistinto de nosotros, nos da el poder de trascendernos a la perfección que solo a él pertenece.

Por este innato error pervertimos la confianza extraviándonos de la verdad y al confiar solo en nuestro poder humano perdemos el trascendente poder que nos mantiene liberados de nuestra incorregible imperfección. De modo que al no poder mantenernos en la perfección  violamos la confianza… Pero del mismo modo que la violamos también somos traicionados en la confianza, sufriendo por ello aflicción y hasta muerte. De esta atribulada forma todos somos probados para ser sellados en el conocimiento de que solo podemos mantener la confianza en los demás como en nosotros mismos, si la fundamentamos perseverantemente en esta imperceptible alteridad espiritual, que encarnada en nosotros nos conduce a su trascendente perfección, permitiéndonos dar los frutos de su bondad.

Y sellados también en el entendimiento de que solo podemos mantenernos en la vida, en la verdad,  en la libertad,  en la justicia y la perfección del amor si permanecemos siempre  confiados en este santo espíritu. De este modo nos desnudamos de nuestras disfrazadas apariencias e hipocresías y permanecemos sin engañarnos con falsas esperanzas, conscientes de nuestra limitada condición humana y de nuestra incorregible infidelidad y nuestras incesantes traiciones… Por amor y con el amor de este ser espiritual, que se manifiesta a través de nosotros y nos lleva a la perfección que solo a él pertenece… simplemente porque confiamos únicamente en él.

Gracias por leer Ultimas Noticias y la confianza nunca la pierda es suya, muy suya…

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *