La esperanza es el puente que nos tiende Dios…

Querido lector toda mi familia aquí en Ultimas Noticias tenemos la esperanza que siempre, como hasta ahora, contaremos con usted, muchas gracias.

Cuando todo parece terminarse, el panorama es de lo más oscuro y la vida parece perder su significado, creemos que no hay más que hacer;  nos sentimos acorralados por algo mayor a nuestras fuerzas y es ahí cuando surge la esperanza como recurso para encontrar un nuevo rumbo y seguir el camino de una obra que cumplir…

La esperanza esta aquí, es un destello de energía que cuando la tenemos desencadena en nosotros un deseo de luchar, un ánimo especial para afrontar cada una de las actividades cotidianas, incluso las más difíciles aun cuando creemos que solo la adversidad es nuestra compañera. Entonces pensamos, descansamos y confiamos en eso que llamamos esperanza. Ella nos permite adquirir el fuerte deseo de conquistar nuestros sueños, aun cuando el camino parece imposible de remontar, es ahí cuando la esperanza da sentido a la vida.

La esperanza es una fuerza detrás de un ideal. En la práctica trabajamos, nos movemos y actuamos porque tenemos la esperanza de llegar a lograr un objetivo, de alcanzar una meta o hacer realidad un sueño. Si damos el crudo ejemplo de una persona secuestrada, esta persona mantiene viva su esperanza de que pronto pasará esta pesadilla porque confía en que tarde o temprano volverá a estar al lado de sus seres queridos…

La esperanza nos ayuda a soportar ciertos momentos de la vida en que la dificultad amenaza con destrozarnos el cuerpo y el ánimo. Además, nos brinda consuelo como un bálsamo en la herida y nos ayuda a pasar esa angustia en que parece que  no resistiremos…

La esperanza nos hace confiar en el presente y nos da fuerza para el futuro y tiene una relación cercana con la fe. La esperanza consiste en un deseo y en la creencia firme en que este se hará realidad. Cuando tenemos fe se apodera de nosotros la seguridad de que nuestro deseo ya ha sido concedido porque creer es la base de la esperanza. Convicción y certeza es el sustento de la fe por eso quien tiene esperanza alaba a Dios y cosecha la siembra propia y la de su Creador.

La esperanza nos pone cara a cara con sucesos nuevos y desconocidos. Nos inspira, a una vida de pureza y a la perseverancia… es decir, a recuperar el equilibrio después de cada tropezón o a levantarnos después de cada caída…

La esperanza sana el alma y siempre será una amiga fiel que nunca nos abandonará por eso debemos defenderla de quienes, por haberla perdido, intentan desacreditarla…

La esperanza es el puente que nos tiende Dios cuando el viento sopla en contra y los obstáculos nos impiden ver su gloria. Es el recurso final que el Creador nos da cuando parece que ya no hay más a nuestro alcance… Hay que seguir la luz de la esperanza y, aquel que tiene entendimiento, entienda. Querido lector gracias por leer Ultimas Noticias…

 

Leave a Comment