Home Uncategorized La Historia del Tequila
0

La Historia del Tequila

0
0
Agave
Agave

¿Quién no ha escuchado alguna vez historias
extrañas que dicen haber ocurrido en nuestros propios pueblos? Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

En el mes de agosto, celebrando la semana de Jalisco en Illinois 2009  que realiza la Federación Jalisciense del Medio Oeste para honrar la cultura y las tradiciones jaliscienses, relatamos leyendas urbanas que, según dice el acervo popular, han sucedido en diferentes pueblos y ciudades de Jalisco. Hoy les contamos la leyenda e historia del tequila.

La historia de esta bebida se remonta a varios siglos atrás, cuando indígenas de Jalisco debieron refugiarse en una cueva a consecuencia de una tormenta. De repente, un rayo cayó sobre unos mezcales, que quemó durante varias horas. Cuando la tormenta pasó, el viento llevó hacia los vecinos un aroma agradable. Uno de ellos tomó un pedazo del agave quemado y al probarlo lo sintió dulce. Luego lo ofreció a los demás, que así descubrieron la utilidad de la planta.

Un indígena olvidó el jugo durante varios días y, al regresar a su choza, descubrió un nuevo aroma que envolvía el ambiente. Después observó que del jugo salían pequeñas burbujas que formaban una espuma blanca y espesa. Al probarlo se encontró con un sabor enriquecido y diferente. Luego separó el líquido de la espuma para su consumo. La bebida motivó en el indígena un cambio de personalidad, de ahí que el líquido se considerara regalo de los dioses.

En los códices mexicas se incluye la representación de la diosa Mayahuel, que con sus 400 senos alimentaba a igual número de hijos, los centzon-totochtin, patronos de la embriaguez. Entre los aztecas, el tequila era consumido sólo por jerarcas y sacerdotes en eventos religiosos y festividades.

A la llegada de los españoles, Moctezuma II ofreció un banquete con tequila a Hernán Cortés, al que creía Quetzalcóatl. Los españoles decidieron destilar la bebida para purificarla y obtener un producto más fuerte, dando paso al llamado vino de mezcal o aguardiente.

Tequila
Tequila

En el siglo XVII, con la introducción de los sistemas de destilación españoles, el tequila y el mezcal se convirtieron en nuevas fuentes de riqueza, cuya producción fue controlada por los conquistadores.  En los siglos XVII y XVIII, los españoles fomentaron la producción del agave y sentaron las bases para la elaboración del producto característico de la zona.

La leyenda también dice que la costumbre de tomar tequila con sal y limón fue adoptada para suavizar el sabor y el ardor que producía en la garganta el tequila original, sumamente fuerte en alcohol, que se obtenía a principios del siglo XIX.

Luego, en la década de 1930, a esta combinación se le atribuyó poderes medicinales. En esa época, hubo una fuerte epidemia de influenza en el norte de México y uno de los pocos que resistió el ataque de la enfermedad fue un famoso médico mexicano de Monterrey que tenía la costumbre de tomar un tequila con limón y sal antes del almuerzo. Desde entonces, esa se convirtió en la fórmula que recetaba a muchos de sus enfermos.

El tequila es la bebida más conocida y representativa de México en el mundo, el nombre tequila es una denominación de origen controlado, reconocido internacionalmente y que designa el destilado de agave elaborado en regiones determinadas de México, en las inmediaciones de las localidades de Tequila y Amatitán además de todos los municipios de Jalisco y también algunos municipios de Guanajuato, Michoacán, Tamaulipas y Nayarit. El 12 de Julio del 2006 la UNESCO nombró a la región de Tequila, Jalisco como patrimonio de la humanidad.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *