Home Editoriales La ley del mínimo esfuerzo… ¿maximiza el resultado?
La ley del mínimo esfuerzo… ¿maximiza el resultado?
0

La ley del mínimo esfuerzo… ¿maximiza el resultado?

0
0
Tab Machado
Tab Machado

La sociedad que la humanidad ha creado se basa y centra casi que exclusivamente en la idealización de la felicidad que brinda el poder y la individualidad, por sobre el bienestar de la generalidad… De este modo todos sueñan con ser ricos, poderosos e influyentes para trabajar poco y mandar mucho.

Por esta causa nos hemos ido convirtiendo en una sociedad de muchos jefes y pocos indios o dicho de una forma más académica, nos hemos convertido en una sociedad en la que todos quieren mandar y los menos son los que tienen que obedecer y ejecutar.

Hace unos años atrás vi una foto que quizás sea, en esta columna, esa historia que siempre les narro con palabras pero que hoy, permitiéndome una licencia grande en el estilo y la forma (para nada académica) pueda explicar con la imagen lo que me llevaría mil palabras…

Para Editorial

Esta imagen se repite, sin solución de continuidad, en casi todos los estamentos de la sociedad que hemos construido los humanos y es el estilo de vida que se intenta aplicar por parte de muchos…

Lo que me pregunto es como podremos avanzar hacia un futuro mejor, más justo y esperanzador, si ya nadie quiere subir la empinada cima de la montaña paso a paso. Más bien que el ser humano quiere llegar a la cumbre del éxito por medio de un rápido ascensor, un viaje en helicóptero o (lo que es peor) en un gracioso y colorido paracaídas que lo deposite justo en el punto más alto de la montaña…

La verdad es que le ley del mínimo esfuerzo y el máximo lucro ha enraizado tanto en nuestra sociedad, que el dicho popular “el vivo vive del tonto y este de su trabajo”… queda empequeñecido y avergonzado ante la realidad actual.

El ser humano tiene la costumbre de poner motes y catalogar a sus semejantes según sus habilidades y destrezas. Considera vivo a aquel que trata de tomar todos los atajos posibles para no llevar sobre sí una pesada carga y cree tonto a aquel que, acomodando su cuerpo, sufre y soporta con valentía el peso que la vida le ponga sobre sus espaldas.

Sin embargo, en una gran paradoja de la vida, la mayoría de las veces el catalogado tonto llega más rápido a lograr sus metas que el nombrado vivo. ¿Por qué se da este claro contrasentido? Porque la actitud de ambos hacia la vida es diferente y porque muchas veces el tonto no es tan tonto y el vivo no es tan vivo.

Por eso, si quieres triunfar en la vida, jamás te afilies a la ley del mínimo esfuerzo porque esta te llevará directamente al despeñadero y al fracaso. De ti depende…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *