Home Entretenimiento La leyenda del árbol de navidad
La leyenda del árbol de navidad

La leyenda del árbol de navidad

0
0

Hay varias leyendas para el nacimiento del árbol de navidad… aquí te contamos algunas. En la Edad Media, concretamente entre los siglos VII y VIII después de Cristo San Bonifacio, obispo de origen inglés, marchó a Germania para predicar la fe cristiana. En cierta ocasión se encontró con un grupo que estaba realizando un ritual en honor a un dios pagano bajo un árbol y, hacha en mano, derribó el árbol.  El Obispo se fijó entonces que un pequeño abeto permanecía intacto al lado del árbol caído el cual consideró como símbolo y revelación del perenne amor de Dios. Entonces se lo llevó a su hogar, persuadido de que se trataba de un regalo del Cielo y según se cuenta aquél fue el primer árbol de Navidad.

Otra leyenda nos habla de un leñador, de nombre desconocido, que encontró a un pequeño niño hambriento en el camino mientras regresaba a su cabaña. Se lo llevó consigo, le alimentó y le dio un lecho donde dormir esa noche. A la mañana siguiente, se encontró con que el niño se había marchado, pero en el exterior había surgido un hermoso y reluciente árbol. El pequeño no era otra cosa que Cristo disfrazado y el árbol su regalo. El leñador lo engalanó y lo convirtió en su homenaje a la Navidad.

También hay una curiosa historia que nos habla del origen de las luces del árbol de Navidad… y que tiene como protagonista nada menos que a Lutero. Éste se encontraba de vuelta a casa cierto día, al atardecer, cuando se sorprendió por la belleza que mostraban las estrellas incipientes en el horizonte, destacando por encima de las colinas verdes. Decidió entonces que trasladaría la hermosa estampa a su propio hogar y por ello tomo un árbol y lo introdujo en su salón. Posteriormente lo  adornó con manzanas y velas.

La decoración del árbol ha ido evolucionando pero los elementos más característicos siguen siendo la estrella, colocada en la cima conmemorando  a la Estrella de Belén  las esferas, que al inicio fueron manzanas que  aludían a las tentaciones, las luces como iluminación divina de Cristo y los lazos como símbolo de unión. A pesar de que la religión católica lo rechazó durante muchos siglos por considerarlo un ritual pagano finalmente acabó aceptándolo y al día de hoy es, sin duda, uno de los elementos más simbólicos de la Navidad.

Lo que dice la historia

Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín) y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los conversos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.

Es posible también que el primer árbol navideño, como se conoce en la actualidad, surgiera en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829 y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.

La costumbre de adornar un árbol en los hogares españoles fue en el año 1870 por una mujer de origen ruso llamada Sofía Troubetskoy, que después de enviudar del duque de Morny, contrajo segundas nupcias con el aristócrata español José Osorio y Silva, marqués de Alcañices, uno de los mayores promotores de la Restauración borbónica que permitió a Alfonso XII reinar. Por ello, parece ser que la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en Madrid, durante las navidades del año 1870, en el desaparecido palacio de dichos nobles.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *