Home Uncategorized La Mansión de la degollada
0

La Mansión de la degollada

0
0
La mansion de la degollada
La mansion de la degollada

¿Quién no ha escuchado alguna vez historias extrañas que dicen haber ocurrido en nuestros propios pueblos? Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

En el año 1871 sucedió un hecho misterioso que conmovió a la tranquila ciudad de Guadalajara. Primero desapareció una dama de la alta sociedad y luego su esposo. He aquí el relato…

Merceditas Aguirre era una chica muy bonita, pretendida por gran parte de los muchachos de su círculo social. Quien la conquistó finalmente fue el Licenciado Arenas, un abogado famoso y acaudalado que le llevaba unos 20 años de edad. La joven lo prefirió debido a la posición social que le daba el casarse con alguien de tanto prestigio, muy por encima de las promesas de amor de los jóvenes lugareños.

El amor de la desigual pareja alcanzó su pico máximo cuando decidieron casarse y, luego de una boda fastuosa, pasaron a vivir en la mansión que poseía el acaudalado Licenciado. La casa, con un gigantesco parque, era la envidia de buena parte de la sociedad de la época por ocupar un lugar privilegiado de la ciudad y tener una fina construcción al mejor estilo europeo.

A los pocos meses de estar casados y luego de realizar varias fiestas a las que concurrían las personalidades más importantes del área, Merceditas dejó de ser vista y el Licenciado Arenas comentó que se había ido a Europa a culminar sus estudios de arte. No faltó quien dijera que en realidad la joven tomaba el viaje como una excusa para alejarse del prestigioso abogado, dado que había surgido una profunda simpatía con un joven recientemente llegado a la ciudad proveniente de  España…

La mansion de la degollada
La mansion de la degollada

Al poco tiempo fue el Licenciado Arenas quien desapareció sin dejar rastro alguno, quedando en la mansión solo los 4 sirvientes que hacía años trabajaban allí. Pasaron los años, los sirvientes fueron muriendo de a poco y la casona quedó vacía.

Finalmente, cuando unos parientes lejanos tomaron posesión de la mansión, empezaron a notar sucesos extraños que se fueron incrementando hasta llenar de un  terror asfixiante a los nuevos habitantes de la casa. Todo comenzó con  ruidos extraños, luego las cosas empezaron a cambiar de lugar misteriosamente y finalmente comenzaron a sentir gritos lastimeros por la noche… sin embargo lo peor estaba por llegar.

Fue una tarde como tantas cuando unos obreros llegaron al lugar para demoler una pared que permitiría una ampliación al salón principal. Al derribar la  misma, que mediaba entre el salón y la biblioteca, encontraron el cadáver de Merceditas que estaba como momificado y con el cuello cercenado macabramente.

Luego de eso los habitantes del lugar prefirieron irse, la casa fue cerrada, nunca se pudo vender y quedó abandonada por lo que empezó a derruirse hasta llegar al estado en la cual se encuentra hoy.

Los vecinos aseguran sentir ruidos y gritos sobrenaturales por las noches y dicen que, quien mira a la ventana principal de la derruida mansión, puede ver allí a Merceditas pálida y triste mirando hacia la calle. Hay quienes juran incluso que cuando ella nota que alguien la ve, grita desesperada sin que se escuche su voz, mientras un hilo de sangre empieza a correr desde su cuello hacia abajo… La desesperación de la visión es tal que la casa parece temblar y en ocasiones alguna parte de la mampostería vieja cae al piso con gran estridencia…

El Departamento de Policía que está cerca del lugar ya no manda más agentes para ver qué pasa, porque saben que no es de este mundo el problema.

Lo que nunca más se supo es que fue de la vida del Licenciado Arenas… se piensa que escapó a Europa y, por el tipo de crimen cometido, se lo sindica como el posible culpable, también, de una serie de crímenes similares que nunca pudieron ser aclarados en España.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *