Home Editoriales La memoria del corazón
0

La memoria del corazón

0
0
Tab Machado

Que maravillosa es la vida cuando uno tiene la oportunidad de cumplir metas que lleva pegadas al corazón desde niño…  Y no crean que es fácil, porque la vocación, cuando despierta en un niño, es un poderoso Pegaso (corcel alado) que te invita a subir a su lomo y, desplegando sus alas, te lleva a los confines del mundo y a tierras de ensueño, donde se cumplen todos tus deseos y cualquier carga se hace ligera…

La promesa de realización es increíble y seductora, por

lo que el entusiasmo crece dentro de ti, pero el Pegaso no deja huellas en el cielo así que volviendo al mundo real uno debe de buscar, con mucha decisión y afán, el camino que el corcel alado recorrió para llegar a tu destino añorado.

Es ahí cuando caes en cuenta que el camino para volver a tu lugar de ensueño es duro y sembrado de piedras y pozos por lo que muchos, a la primera caída, desisten de seguir adelante y sepultan sus sueños entre altos muros de conformismo y desidia…  Solo si el llamado del corazón es grande y la pasión de ver esa tierra prometida se hizo fuego en tu espíritu, es posible vencer los obstáculos y remojar nuevamente tus raíces en la fuente de los deseos que se yergue majestuosa en el medio de ese mundo increíble.

En ese preciso momento te darás cuenta de que un hilo primordial e invisible ha tejido las redes que guían tu vida y que, a cada paso que das, te ratifica que estás en el rumbo cierto. Lo más asombroso, quizás, es que habiendo alcanzado tu meta muchas rutas más se abren desde allí  prometedoras y tú estas dispuesto a volver al camino en pos de recorrer más sueños, por lo que la meta se vuelve camino y el camino una meta…

Hoy, a pocos días de presentar oficialmente el libro “El Desafío de Vivir”, siento precisamente eso: que la meta se ha vuelto camino y el camino una meta… por lo que quiero agradecer a todo el equipo de Ultimas Noticias el compartir esta aventura y a los fieles lectores de esta columna les dedico, con mucha humildad y  correspondencia de afecto, el trabajo que allí se expresa. Como el agradecimiento es la memoria del corazón solo puedo decirles a todos ustedes, simplemente ¡Muchas Gracias!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *