Home Deportes La tradición, un camino de sentido único
La tradición, un camino de sentido único
0

La tradición, un camino de sentido único

0
0

Brasil-2014-Brazil-2014-Logo-Oficial¿Qué es lo que puede pasar en los cuartos de final?

Especial desde Brasil por Gustavo de los Campos

Dejemos por un momento de lado las teorías conspiratorias que envuelven al Mundial de Brasil. Por un momento olvidemos los errores arbitrales, los cambios de último momento a pedido de Grondona, la exagerada sanción a Luis Suárez, las simulaciones, los codazos no sancionados y el inhumano esfuerzo al que se han sometido los futbolistas para jugar en el húmedo calor del trópico a la una de la tarde cuando el sol derrite hasta el cemento.

Por un instante centremos nuestros pensamientos analíticos en el juego propiamente dicho. En aquello que es posible realizar colectivamente con una pelota. Sólo ocho de las 32 selecciones que comenzaron la competencia sobrevivieron a todas las circunstancias antes relatadas, son los cuartos de final, sólo uno de los ocho se llevará la Copa.

La paridad entre fuerzas y la pálida respuesta de los considerados favoritos hacen que cualquier análisis pueda considerarse una apuesta instintiva o de deseo, más que una confirmación científica. No hay forma de asegurar que Brasil sea el favorito para derrotar a Colombia. Salta a la vista que lo producido por los colombianos ha sido mucho más convincente que lo expuesto por el súper-presionado equipo dirigido por Scolari. Pero, siempre hay un pero…

Aunque muchos sostengan que no se gana más con el peso de la camiseta y que la historia no cuenta, el mundial demuestra lo contrario. Sorpresas siempre hubo, la pregunta es saber si serán capaces de transformarse en realidades. Brasil en su caso, parece poco probable que pueda repetir actuaciones tan pobres como las realizadas hasta el momento. Scolari sabe de eso y por tal motivo los últimos entrenamientos fueron en un sillón frente a la sicóloga que trabaja junto al plantel desde el inicio de la preparación. Si Brasil supera sus miedos será seguramente el favorito. Al fin de cuentas está mucho más acostumbrado a las grandes exigencias que la selección de Colombia, un equipo que se ha ganado el respeto pero que nadie sabe como podrá reaccionar a una situación que le es totalmente inusual.

Ya entre alemanes y franceses es distinto. Ambos se conocen, se han enfrentado en incontables ocasiones y saben lo que se siente cuando se llega a una instancia como la que ambos enfrentarán. Probablemente el desgaste físico marque la pauta. Cual de los dos equipos tendrá mayor capacidad para superar el cansancio puede ser la clave para conocer al que llegará a la semifinal.

Por otro lado, Holanda deberá romper con su propio estigma de jugar bien pero nunca ganar nada. De todos parece ser el que tiene el camino más llano. Costa Rica vive su mayor momento de gloria, dejando por el camino el grupo de la muerte en forma invicta y convincente. Sin embargo, cuando debió enfrentar un rival de menor envergadura que los anteriores como Grecia, fue visible su desgaste y su clasificación fue tan agónica como la de los otros. Por calidad individual Holanda parece más fuerte. De hecho, el talento de Robben y Sneijder han sido claves para alcanzar los cuartos de final. Como todos los favoritos, cuando no hubo respuesta colectiva, las individualidades jugaron un rol decisivo. Individualidades que Costa Rica no tiene en la misma proporción ni siquiera similar.

La situación de Argentina es casi idéntica de los otros considerados capaces de alzar la Copa en el Maracaná. Su juego colectivo ha dejado que desear pero las apariciones en cuenta gotas de Messi y Di María han hecho la diferencia. Enfrentará a Bélgica que llegó a Brasil como la posible sorpresa para sacar del trono a la tradición. Bélgica ha llegado a cuartos aunque bastante lejos de convencer, al punto de considerarlo un candidato. Tiene su gran oportunidad ante los argentinos de hacer grande su historia aunque mucho deberá mejorar luego de la dramática clasificación ante Estados Unidos.

Hay quienes creen que el Mundial de Brasil, condimentado por intrigas palaciegas, será resuelto en alguna oficina de la FIFA. Otros lo consideran el Mundial de las sorpresas. La realidad demuestra que más allá de resultados que han hecho temblar a los apostadores, Brasil, Alemania, Francia, Holanda y Argentina han atravesado un camino sinuoso hasta llegar a los cuartos de final y lo han logrado como tantas otras veces. Sólo resta esperar si serán capaces de superar, temores, cansancios, lesiones y otros ingredientes que no les han permitido brillar como era de esperar. De hacerlo, podrán casi sin dudas enderezar la historia y continuar por el camino de la tradición, camino que desde 1930 ha tenido prácticamente un único sentido.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *