Las aprehensiones fronterizas de las familias migrantes han aumentado sustancialmente en 2018

Según un análisis del Pew Research Center, Estados Unidos detuvo a casi 49,000 miembros de familia en la frontera Sur entre enero y junio de este año, más del doble que durante el mismo período del año pasado.

Estados Unidos detuvo a casi 49,000 miembros de familia en la frontera entre México y Estados Unidos entre enero y junio de este año, más del doble que durante el mismo período del año pasado y el número más alto durante cualquier período enero-junio desde, al menos, 2012 de acuerdo con un análisis del Pew Research Center sobre los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Las detenciones de los miembros de familias también aumentaron como parte de todas las aprehensiones fronterizas (24%) durante este período en comparación con los últimos seis años.
En total, hubo casi 203,000 aprehensiones a lo largo de la frontera sur durante la primera mitad del año, en comparación con alrededor de 104,000 arrestos durante el mismo período en 2017. Estas cifras incluyen a los miembros de familia así como a niños e individuos no acompañados.
La aprehensión de familias y niños no acompañados ha recibido una atención renovada luego del anuncio de la administración Trump de una política de “tolerancia cero” en abril. La política llevó a las familias a separarse en la frontera a partir de mayo, aunque el presidente Donald Trump puso fin a la política de separación con una orden ejecutiva a fines del mes pasado.
En el pasado mes de mayo, el primer mes completo durante el cual la política entró en vigencia, los agentes fronterizos detuvieron a 9,485 familiares en la frontera entre México y Estados Unidos. Esto representa un aumento significativo con respecto al mismo mes del año pasado (1,580), aunque aún es más bajo que en mayo de 2014 (12,772), cuando las detenciones se dispararon en medio de un aumento en la inmigración, particularmente entre los niños centroamericanos. Las detenciones familiares constituyeron casi una cuarta parte (24%) de todos los arrestos en la frontera sudoeste en mayo de este año, la proporción más alta para ese mes desde al menos 2012.
Aunque el presidente Trump puso fin a la política de separación de familias a fines de junio, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza arrestaron a un número similar de familiares en la frontera sudoeste ese mes (9,449), lo que representa una porción ligeramente mayor de todas las aprehensiones de junio (28%).
Uno de los resultados de la política de cero tolerancia de la administración ha sido el aumento de la atención pública sobre las separaciones familiares. Un total de 2,342 niños fueron separados de las familias entre el 5 de mayo y el 9 de junio de este año, de acuerdo con el análisis del Pew Research Center. Alrededor de 2,000 adultos de esas familias fueron remitidos para enjuiciamiento.
Según el análisis de Pew las estimaciones del Departamento de Seguridad Nacional sugieren que más de 4,100 niños han estado separados de sus familias desde octubre de 2016.
El informe también sostiene que los agentes fronterizos aprehendieron a alrededor de 6,400 menores no acompañados en la frontera sudoeste en mayo, una cifra superior a la de cada mes anterior durante el año 2018 y un aumento notable con respecto al mismo mes del año pasado (1.473). Sin embargo, el número de niños no acompañados detenidos en junio disminuyó a alrededor de 5,100.

Leave a Comment