Home Uncategorized Las Canicas
0

Las Canicas

0
0
las canicas
las canicas

El mundo ha cambiado y la tecnología se ha adueñado de los juegos infantiles, dejando en el baúl de los recuerdos pasatiempos tales como el papalote, el balero y las canicas entre otros. A través de esta serie de notas vamos al rescate de aquellos juegos tradicionales que alegraron a mas de una generación…

Las canicas, bolitas, balitas, bochas, bolindres, metras, boliches, pelotitas o polcas, según se nombran en diferentes partes del mundo, son pequeñas esferas de vidrio, alabastro, cerámica, arcilla o metal que se utilizan en numerosos juegos infantiles y, por lo tanto, se consideran un juguete. También se denomina así a los juegos en los que se utilizan canicas. Es un juego prácticamente universal y las reglas se repiten con pequeñas variaciones en todo el mundo.

Aunque existen muchas variantes, la esencia del juego es lanzar una o varias canicas de un golpe para intentar aproximarse hasta tocar la canica del contrario y luego pasar un obstáculo o aproximarse a un lugar estipulado. Cuando se gana una mano se suelen tomar las canicas del jugador o los jugadores contrarios.

Se conoce este juego desde el Antiguo Egipto, pues se han encontrado ejemplares de canicas en la tumba de un niño egipcio de alrededor del año 3000 A.C. Se sabe también que en Creta los niños jugaban con canicas pulimentadas de materiales preciosos. Otros pueblos primitivos utilizaron materiales más bastos como huesos de aceitunas, avellanas o castañas para jugar a las canicas. En la Roma Antigua el juego era muy popular entre los niños, popularidad que perduró durante la Edad Media. Aún a principios del siglo XX algunas canicas fueron hechas de piedra. En la actualidad se celebran campeonatos mundiales y en el mercado se llegan a vender en conjuntos del mismo tipo o variadas en diseño y tamaño.

Las canicas se han utilizado también, a través de los tiempos,  para adornar artesanías como ojos de un animal hecho con barro, donde las canicas se han incrustado en la obra e, incluso, se pueden encontrar en el fondo de peceras.

En el lenguaje coloquial se puede escuchar la expresión: “se le botó la canica”, o “se le botó la cuica” para significar que una persona ha hecho algo irracional, o que ha perdido la razón. En el lenguaje común se puede hacer referencia a la ilustrativa expresión: “como canica en bacinica” para referirse a una etapa de la persona, demasiado ocupada en la cual se siente fuera de control o perdiendo el control.

Siempre se debe considerar precauciones a los riesgos que existan en los juegos y las canicas pueden ser consideradas, en determinados momentos, como proyectiles. Además se las considera objetos menores al diámetro de la tráquea de los niños por lo que debe de evitar meterse en la boca.

Tipos de canicas y juegos

Las canicas generalmente son hechas en vidrio de diferentes colores y con gran variedad de adornos, las hay transparentes y opacas. Las canicas tienen nombres tan variados como diferentes diseños existen, además de los nombres que los niños usan en las diversas regiones del mundo por ejemplo al compararlas con los colores de sus banderas.  Algunas de los diseños se denominan:

Agüita: de vidrio transparente sin adornos. Esta se considera la canica de vidrio de menos valor.

Bola china: blancas. Honduras: Lechita.

Bolón: Canica de el doble o triple del tamaño normal.

Bolas petroleras: de vidrio sin adornos internos y con colores algo opacos.

Tirito: opaca y sin adornos.

Trébol: transparente con tres pinceladas de colores en su interior.

De vidrio, grandes: bolanchos, bombochas o macalotas. Honduras: Bolonca

De Metal: balín.

Para jugar canicas se prefiere una superficie de tierra debido a que el pavimento impide realizar los agujeros para jugar algunos juegos, además de que las canicas rebotan tanto que es difícil controlar en donde se quieren colocar. Alguno de las modalidades de la infinidad de juegos diferentes que se pueden jugar con las canicas son:

las canicas
las canicas

El gua o choya: se hace un agujero (gua) en el suelo, se tira por turnos intentando entrar en él. El jugador que consigue introducir la bola se queda con las canicas que estén a menos de un palmo de distancia del agujero. Los jugadores podrán optar también por alejar a sus oponentes tirando contra ellos. El término “choyero” se le asigna a toda persona o jugador que se mantiene muy cerca de la choya para aprovechar la ventaja de estar cerca. Este calificativo se usa también de manera popular en otros deportes en México y es aplicado de manera peyorativa a quienes no se alejan de los sitios favorables de anotación dejando la responsabilidad del juego o la partida a otros jugadores, esto para coronarse con solo lograr las anotaciones sin esfuerzo. El choyero es mal visto incluso por los propios compañeros del equipo.

El círculo (o caldero): se dibuja un círculo de aproximadamente medio metro de diámetro y dentro de él se colocan las canicas apostadas, también se dibuja una línea alejada del círculo, el primer tiro será hacia dicha línea, quien quede más cerca tendrá la primera tirada hacia el círculo. Los jugadores por turnos tratarán de sacar las canicas del círculo para quedarse con ellas, quien saca alguna canica podrá seguir tirando hasta que falle y si el jugador queda dentro del círculo podrá seguir tirando desde ahí hasta que al tirar salga de él. El juego termina cuando todas las canicas han sido sacadas del círculo.

Cuarta: Para empezar a jugar, la primera bola debe rebotar lo más lejos posible. El segundo jugador trata de acercarse a una distancia que medía extendiendo los dedos pulgar y meñique (la cuarta). Si no lo logra, le toca al próximo jugador, quien lanza su bola en dirección de una de sus víctimas. La bola a la que él logra aproximarse con su cuarta es la perdedora y pasa a su poder.

Chili: Este juego también requiere rebotar una canica en dirección de otra en el suelo con la diferencia de que el lanzador debe lograr que su bola choque con la otra. Mientras no haya choque las canicas continúan siendo rebotadas hasta que un lanzador logra que su bola choque con cualquiera de ellas. El afortunado recoge todas las canicas en la tierra comenzando así un juego nuevo.

En México el juego de las canicas está extendido por todo el territorio y podemos ver a los niños jugando principalmente en la temporada de canicas que viene siendo alrededor del Verano. Los tres juegos más populares son la choya u oyito, el cocol o rombo y el círculo.

El cocol: Aunque las variantes son muchas dependiendo de la región y hasta de las condiciones del terreno las características principales son las siguientes: Se puede jugar con tantos jugadores como se quiera y para comenzar se acuerda cuantas canicas se apostarán, enseguida se dibuja un rombo en el suelo a este se le llama cocol. Sobre su contorno se colocarán las canicas apostadas, el juego consiste en tirar por turnos con una canica llamada “tiro” o “tirito” hacia el cocol para tratar de sacar las canicas que están en él, así el que logre sacar una o más canicas tendrá lo que se llama “las vidas”, este término significa que el jugador podrá eliminar a sus oponentes lanzando su canica contra los tiritos de ellos, así que si un jugador es golpeado con la canica de quien trae “las vidas” saldrá del juego. Ganará el último jugador “en pie”. Cabe mencionar que también importa que cuando se obtiene la vida, la canica a la cual se golpeó quede a una distancia superior a una “cuarta” es decir la distancia del dedo meñique al pulgar de la mano extendida de cualquiera de los jugadores.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *