Las infecciones mortales por estafilococo siguen siendo una amenaza en Estados Unidos

Los CDC piden mayor prevención para proteger a los pacientes de las infecciones mortales por estafilococo.

Más de 119,000 personas tuvieron infecciones del torrente sanguíneo por Staphylococcus aureus (estafilococo) en Estados Unidos en el 2017, y casi 20,000 murieron, según un informe de Signos Vitales difundido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los hallazgos muestran que los esfuerzos de control de infecciones en los hospitales redujeron exitosamente las tasas de contagios por estafilococo en Estados Unidos. Sin embargo, datos recientes muestran que esos logros se están desacelerando y que las bacterias estafilococo siguen siendo una amenaza para los pacientes.

Los nuevos datos reflejan las tasas para todos los tipos de infecciones por Staphylococcus aureus: Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) y Staphylococcus aureus sensible a la meticilina (SASM). Aunque el SARM es a menudo más conocido, el informe enfatiza que todos los tipos de estafilococo pueden ser mortales y que los administradores y proveedores de atención médica pueden tomar medidas de prevención a fin de proteger a sus pacientes.

Según datos de registros de salud electrónicos de más de 400 hospitales para enfermedades agudas y datos de vigilancia poblacionales del Programa de Infecciones Emergentes de los CDC, las infecciones por SARM en el torrente sanguíneo ocurridas en entornos de atención médica disminuyeron a nivel nacional en aproximadamente un 17 por ciento cada año entre el 2005 y el 2012. Estas disminuciones han comenzado a estancarse recientemente, lo cual causa preocupación. El informe también mostró un incremento de casi un 4 por ciento, cada año entre el 2012 y el 2017, en las infecciones por Staphylococcus aureus sensible a la meticilina que comienzan por fuera de los entornos de atención médica.

Es posible que el aumento en los casos de infección por estafilococo en la comunidad esté vinculado a la crisis de los opioides.  Para disminuir las infecciones por estafilococo en personas que se inyectan drogas, los proveedores de atención médica deberían vincular a estos pacientes a servicios de tratamiento para la adicción a las drogas y proporcionarles información sobre prácticas de inyección seguras, cuidado de heridas y cómo reconocer los signos tempranos de infección.

El Dr. Robert Redfield, director de los CDC explicó que, “las infecciones por estafilococo son una amenaza grave y pueden ser mortales. Los hospitales en Estados Unidos han logrado un importante avance, pero este informe nos dice que la prevención de todas las infecciones por estafilococo debe seguir siendo una prioridad para los proveedores de atención médica”, agregó.

El estafilococo es un tipo de microbio que con frecuencia se encuentra en la piel de las personas, y en las superficies y objetos que entran en contacto con la piel. Pese a que este microbio no siempre es dañino, puede ingresar al torrente sanguíneo y causar infecciones graves, las cuales pueden llevar a la septicemia o a la muerte.

El riesgo de infecciones graves por estafilococo es mayor cuando las personas se quedan o son operadas en establecimientos de atención médica, cuando se les insertan dispositivos médicos en el cuerpo, cuando se inyectan drogas o cuando entran en contacto cercano con alguien con estafilococo. Para reducir la propagación de los estafilococos, todas las personas deberían mantener las manos limpias, cubrirse las heridas y evitar compartir artículos que entren en contacto con la piel, como toallas, rasuradoras y agujas, a fin de prevenir la transmisión de estos microbios. Para leer más acerca del tema visite: www.cdc.gov/spanish/signosvitales.

 

Leave a Comment