Home Editoriales Lástima que ‘una sola golondrina no haga verano’…
0

Lástima que ‘una sola golondrina no haga verano’…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Cada vez que creo que el mundo está irremediablemente perdido por la sociedad que hemos creado, surgen pequeñas gotas de rocío en el desierto que me hacen creer que aun podemos levantarnos y caminar como Dios manda…

Lástima que lo que les voy a contar hoy es una auténtica excepción a la regla y es por eso que, no solo merece destaque como ejemplo, sino que reafirma que los seres humanos podríamos vivir en un mundo mejor si dejáramos de lado la avaricia desmedida por acumular dinero y poder, desterrando la mezquindad que nos ha ido consumiendo inexorablemente hasta casi extinguirnos como especie pensante. Claro que, para eso, tendríamos que cambiar radicalmente TODOS porque, como dice el dicho: ‘una sola golondrina no hace verano’…

La excepcionalidad de Dan Price (que es de quien hablaremos y que se ha ganado con creces la mención en esta nota) le ha valido el título de: “el mejor jefe del mundo”, ya que hace unos meses atrás (Abril del 2015) redistribuyó su salario de más de un millón de dólares para que todos los trabajadores a su mando (120 personas) pasaran a cobrar más del doble de lo que estaban percibiendo hasta ese entonces. La compañía en la que Price trabaja como Director General es Gravity Payments, que se dedica a procesar pagos de tarjetas de créditos.

Price dijo que reducía su salario de casi un millón de dólares para que cada uno de sus trabajadores ganase un salario base de 70.000 dólares anuales en un período de tres años. A partir de ese momento los empleados pasaron inmediatamente a cobrar $50.000 e incrementar 10.000 dólares por año esa cantidad hasta llegar a $70.000 anuales en 2017. Price agregó que la reducción de su salario valía la pena para hacer felices a los 120 empleados de la compañía y para construir lealtad. “Pienso que sencillamente esto es lo que merecen todos”, dijo a los trabajadores.

A esta altura me pregunto ¿cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a hacer algo semejante? Muy pocos sin dudas. Porque fácil es decir: “yo lo haría” (total no estamos en los zapatos de Price) pero muy difícil es llevarlo realmente a la práctica como lo hizo este excepcional hombre.

En estos días una nueva lección de reciprocidad y agradecimiento tuvo como centro nuevamente al CEO de Gravity Payments dado que sus empleados, en agradecimiento, decidieron ahorrar entre todos durante seis meses para regalarle a Dan Price “el coche de sus sueños”, valorado en 70.000 dólares. “Todavía estoy en shock. ¿Cómo puedo siquiera empezar a dar las gracias?”, comentó finalmente Price en su cuenta de Facebook al relatar con emoción la noticia.

Luego de conocer esta historia es inevitable pensar que, si todos fuéramos así… ¡que distinto sería el mundo! Solo el día que alcancemos a tener ese tipo de altruismo y generosidad por nuestros congéneres, a nivel de toda la humanidad, habremos dado el paso decisivo para cambiar el orden de las cosas y poder reubicar nuevamente al hombre al tope de la escala zoológica…

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *