Home Entretenimiento Misterios mitos y leyendas Leyendas de Republica Dominicana
0

Leyendas de Republica Dominicana

0
0

La cultura dominicana está repleta de mitos, leyendas y creencias que enriquecen la identidad del dominicano y la hacen bien pintoresca. He aquí algunas de ellas:

Los bakás

Caminan con los ojos encendidos arrastrando cadenas con la fuerza extraña de un gran poder. Se dice que son producto de un trato con lo malo, refiriéndose así al diablo y a las fuerzas del mal y que, a cambio de este guardián de sus intereses, se tiene que pagar con el alma y la vida de sus hijos.

Se dice que estos tratos se hacen para conseguir dinero, tierras, vacas, gallinas, para lo que usted quiera, que si es dinero, va y se lo roba a otro y se lo trae, si son vacas se las quita a quien las tiene para dárselas a usted, si son frutos, le quita las flores a los cultivos ajenos y las pone en los suyos. Si es para cuidarle los bienes, impide que le cojan hasta una naranja. Puede aparecer con la forma de cualquier animal, por inofensivo que aparente ser y algunos estudiosos, refieren que también puede ser un muñeco.

Lo pueden hacer de distintas maneras pero generalmente se necesita un brujo. Una forma de hacerlo es sembrando un huevo un viernes santo y sacándolo para que empolle siete viernes después, algunos dicen que con tenerlo dándole calor en las axilas por esos siete viernes se consigue que el pollito que saque ese huevo sea un baká-pollo. En la zona rural y en muchos casos en las ciudades, se dice que todo hombre con poder económico tiene un baká que lo ha ayudado y se relacionan las tragedias que los acompañan con el pago que tiene que hacerse por poseerlos.

Los bakás a veces golpean a sus dueños cuando existen problemas con los convenios, ocasionan roturas de familias, principalmente cuando comienzan a morirse los hijos.

Las historias y narraciones sobre los bakás son innumerables, así como las personas que han intentado violentar los contratos que han hecho con el diablo, llegando algunas a lograrlo.

La misteriosa historia de La Casa del Kilómetro 5 en La Vega

En 1924 el entonces presidente de la República Dominicana Horacio Vásquez cede, por mediación de su esposa, una parcela de tierra ubicada entre Santo Domingo y La Vega (Km. 5 de la Vega) a Antonio Parrilla, colaborador en la campaña electoral de ese año. Parrilla construye allí una casa para él y su familia. En Enero de 1930 Antonio Parrilla, por orden directa de Horacio Vásquez, es condenado a prisión perpetua y trabajo forzoso tras descubrirse que sostenía una relación amorosa con la esposa del presidente Vásquez. La casa de Parrilla fue quemada con las sus 3 hijas adentro.

En Febrero de 1930 el comandante del Ejército Nacional Rafael L. Trujillo, como forma de desafiar la autoridad del presidente Vásquez, firma la orden de liberación de Antonio Parrilla. En hechos no relacionados, opositores de Vásquez se levantan en rebelión obligando a este último a renunciar a la presidencia e irse en exilio. Parrilla fue puesto en libertad el 3 de Marzo de ese mismo año y retorna al lugar donde vio con vida por última vez a su familia.

Parrilla construye nuevamente la casa del Km. 5 de la Vega, desentierra los restos de sus hijas y se cree que los volvió a enterrar en la casa. Los lugareños dicen que “lo malo de esa casa se encuentra enterrado en la fosa que está en la parte de atrás”.

 En Mayo de 1930, tres testigos afirman haber visto como “una mano blanca” arrastró el cuerpo de una niña de nueve años hacia el fondo del río Jimenoa. Su cuerpo nunca fue encontrado. En los días posteriores los vecinos reportaron oír a una niña llorando toda la noche en la casa del Km. 5.

De Septiembre de 1930 a Enero de 1931, un total de 12 niñas son raptadas (siempre en grupos de 3) del área alrededor del Km. 5 de La Vega. El 26 de Enero de 1931 Antonio Parrilla entra en el destacamento policial de La Vega y le dice al sargento de turno que ha terminado la tarea que le impuso “el diablo” y acto seguido se hace una herida en el estómago con un machete, muriendo en tan solo unos minutos. Se formó entonces un grupo de policías y hombres del pueblo de La Vega para ir hasta la casa de Parrilla del Km. 5. Allí encuentran un total de 12 cuerpos infantiles desmembrados y en distintos estados de descomposición.

Cuando el reporte llegó a manos de Trujillo todos los policías del destacamento de La Vega fueron “trasladados” a la frontera y se clasificaron como secretos los archivos de la posterior investigación. Se cree que, por supersticiones del Jefe, la casa no fue derrumbada, sin embargo el acceso a ella fue terminantemente prohibido hasta el final de su régimen en 1961. Hasta el día de hoy se dice que en el área de la casa se puede escuchar el sonido de una mujer caminando con tacones altos y quien intente pasar una noche en el lugar amanece fuera del terreno que era de Parrilla.

Galipotes
De acuerdo con las creencias populares, los brujos o curanderos tienen la capacidad, por encargo o voluntad de los interesados, de convertir a las personas en animales para su protección o para ellos mismos realizar mejor su trabajo; son los “galipotes”.

Estos, por la magia, pueden escapar cuando los están buscando gracias a la capacidad del mimetismo de asumir diferentes formas de animales, de ser inmunes a filos de puñales, cuchillos, machetes y balas, así como a la acción de oraciones y resguardos.

El Agua de Mayo
Se considera mágica a la primera agua de mayo. Cuando está cayendo, la gente la recoge con las manos y se la pasa por la cara como despojo para purificarse, con las esperanzas en algunos de que les eliminará las arrugas y los rejuvenecerá. También se recogerá el agua de mayo en botellas, la cual servirá como protección y para resolver problemas de salud.

Las Marimantas
Las marimantas son seres indefinidos en la forma que, envueltos en una sábana por las noches, salen a recoger a los niños malcriados para asustarlos o llevárselos. Al ser atrapados por estas, los padres piden que se los entreguen, lo cual ocurre. Desde ese momento los niños se portarán bien.

Los Zombies
Para ponerlos a trabajar en su conuco, en algunos lugares del país, los campesinos de ciertos recursos económicos compran un “zombi”. Los “zombi” son cadáveres que han sido despertados parcialmente por un hechicero y al ser entregados a sus amos, se convierten en esclavos, debiéndose mantener sin ingerir alimentos con sal. Cuando por un descuido ocurre, despiertan de su letargo, matan al amo, destruyen sus propiedades y regresan a sus tumbas a descansar en paz.

La Pesadilla
La “pesadilla” es un ser o espíritu que se mantiene rondando a los durmientes. Tiene una mano llena de hoyos y la otra está llena de riquezas para dárselas al que logre agarrarla. Para lograrlo, sólo hay que ensartarla con cualquier objeto por uno de los agujeros de la mano.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *