Home Tema Central Llega el frio y hay que protegerse
0

Llega el frio y hay que protegerse

0
0

Cuando las temperaturas bajan tenemos que protegernos del frío ya que hay muchos riesgos, no sólo en la calle, sino también dentro de nuestros hogares.

Se acerca el invierno y con el llega el frio y la nieve, por eso debemos de tomar precauciones y protegernos de las bajas temperaturas ya que hay muchos riesgos, no sólo en la calle, sino también dentro de nuestros hogares.

Cuando las temperaturas bajan considerablemente todos tratamos de protegernos lo mejor posible del frío. Lamentablemente el problema es mucho más complicado que ponerse un buen abrigo. Hay muchos riesgos no sólo en la calle, sino también dentro de nuestros hogares y siempre debemos recordar que los niños y los ancianos son los que están en un mayor riesgo.

Si se debe de salir de un lugar con calefacción al frío de la calle hay que estar muy bien abrigado para evitar problemas de hipotermia. Las personas con mayores probabilidades de experimentar hipotermia son los ancianos, niños, personas que sufren de enfermedades crónicas como problemas circulatorios o cardíacos, personas desnutridas, excesivamente cansadas o bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Hay que abrigarse y estar atento a la temperatura corporal

La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar y generalmente es causada por una prolongada exposición al frío. Las causas más comunes son: permanecer al aire libre durante el invierno sin protegerse con la suficiente ropa adecuada. Usar ropas húmedas por mucho tiempo cuando hay viento o hace mucho frío. Hacer esfuerzos agotadores o ingerir alimentos o bebidas en cantidades insuficientes en climas fríos, incluso en temperaturas por encima del punto de congelación.

Los síntomas suelen comenzar lentamente, a medida que la persona desarrolla hipotermia, sus habilidades para pensar y moverse a menudo se van perdiendo lentamente. De hecho, es posible que la persona con hipotermia no esté consciente de la necesidad de tratamiento médico de emergencia. Asimismo, una persona con hipotermia tiene la probabilidad igualmente de sufrir congelación. Por eso hay que prestar atención si una persona expuesta al frío por largo rato presenta signos de confusión, somnolencia, debilidad y pérdida de coordinación, piel pálida y fría, disminución del ritmo respiratorio y frecuencia cardiaca, temblor incontrolable (aunque con temperaturas corporales extremadamente bajas el temblor puede cesar).

Si no se recibe tratamiento oportuno, se puede presentar letargo, paro cardíaco, shock y coma. La hipotermia puede ser mortal.

Permanezca Abrigado Tanto Adentro Como Afuera

Quizás, usted ya sabe que su salud, su edad, lo que usted come o bebe, al igual que su ropa, pueden dificultarle mantener su temperatura normal, en donde quiera que esté. Lo que usted tal vez no sabe es que la gente puede enfermarse por el frío estando dentro de un edificio también o en sus viviendas, si las habitaciones no conservan suficiente calor.

Las casas o apartamentos que no están suficientemente calientes, aunque tengan una temperatura entre los 60ºF a los 65ºF, pueden enfermar a la persona. Este es un problema especial, si usted vive solo, porque no hay nadie más para darse cuenta del enfriamiento de la casa o para notar si usted está teniendo los síntomas de la hipotermia.

Coloque su termostato por lo menos de 68ºF a 70ºF. Si se va la luz y se queda sin calefacción, trate de quedarse con un amigo o con un familiar.

Evite usar calentadores portátiles si su casa se siente fría o si usted quiere bajar el termostato para reducir el costo de la calefacción. Algunos de estos calentadores presentan amenaza peligrosa de incendio y otros pueden causar envenenamiento con el monóxido de carbono.

Es muy importante vigilar la temperatura en los cuartos con bebés y ancianos. Los bebés pierden calor más rápido que los adultos. Los ancianos pierden la capacidad de sentir cambios bruscos de temperatura, por lo que se recomienda que si usted o alguien en su familia tiene más de 65 años, instale un termómetro en un lugar visible para vigilar constantemente la temperatura del cuarto. Si no puede mantener los cuartos a una temperatura tolerable, procure buscar refugio en otro lado. En casos de extrema emergencia, puede proteger al bebé si usted lo cubre con su cuerpo, pero si tiene que dormir, tenga cuidado de no sofocar al pequeño.

Para salir a la intemperie debe llevar ropa abrigada, gorra y guantes

No olvide protegerse del frío cuando este afuera. Escuche los reportes del tiempo y este alerta si se anuncian temperaturas muy frías o frías y con viento. Usted pierde más calor corporal en un día con viento que en un día calmado. Los pronosticadores del tiempo lo llaman el factor del viento frío, ellos frecuentemente sugieren que aún cuando la temperatura de afuera por sí sola no es baja, el factor del viento frío es suficiente para aconsejar evitar estar afuera. Si usted tiene que salir, vístase adecuadamente. Esté seguro de llevar guantes, así como ropa abrigada. Lleve muchas capas de ropa holgada ya que dichas capas almacenarán el calor.

Debido a que el clima frío impone un trabajo adicional al corazón, si usted sufre de problemas cardiacos o de alta presión sanguínea, siga las instrucciones de su médico sobre si debe o no palear nieve así como sus recomendaciones respecto a ejercicios físicos arduos al aire libre. Incluso los adultos en buen estado de salud deben recordar que sus organismos ya están trabajando adicionalmente tan sólo para mantener el calor, y por lo tanto deben vestirse apropiadamente y trabajar de manera lenta cuando estén haciendo tareas al aire libre que exijan un esfuerzo.

Si debe de salir en su automóvil durante una tormenta de nieve lleve cobertores para protegerse del frío y una manta de color brillante para llamar la atención en caso de que el auto se quede atorado. Lleve también cables para pasar corriente eléctrica, mapas, lámpara de pilas, algunos alimentos en lata (además de un abrelatas) y agua potable en recipientes limpios. No ingiera bebidas alcohólicas pues ello hace que el cuerpo pierda calor más rápidamente.

Si el frío intenso se convierte en un problema tome en cuenta estas sugerencias y, sobre todo, evite riesgos innecesarios.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *