Lo dan por muerto en una fiesta y sale de la morgue para seguir bebiendo

El  curioso hecho ocurrió en Vladivostok, cuando un joven que se encontraba en una de las típicas y alambicadas fiestas decembrinas, cayó fulminado al suelo. Los compañeros de fiesta intentaron reanimarlo y llamaron a una ambulancia, pero nada lograron. Los médicos que atendieron al paciente certificaron su deceso y su cuerpo fue a parar a una morgue judicial.

Sin embargo el joven se despertó de su supuesta muerte y comenzó a golpear vigorosamente las puertas de su frío habitáculo y tuvo la suerte de ser oído por un vigilante del lugar que luego de llevarse un susto inolvidable dio la alarma.

“Esa noche, la morgue local estaba llena por encima de su capacidad. Los cuerpos no estaban sólo en los anaqueles, sino también en el suelo del frigorífico, donde el joven reposaba. El hombre despertó y no entendía dónde estaba. Hacía mucho frío y estaba oscuro. Además su cerebro estaba nublado por el alcohol. En la oscuridad, sintió las extremidades frías de alguien y corrió asustado hacia la puerta pero estaba con llave, entonces comenzó a golpearla con todas sus fuerzas”.

Tras comprobar que el “muerto” gozaba de buena salud se le tomó declaración y se lo puso en libertad, sugiriéndole que fuera a la consulta de un médico. Sin embargo, el hombre decidió celebrar su resurrección en el bar más cercano, donde no tardó en recuperar el tiempo perdido.

Leave a Comment