Home Uncategorized Ludo o parchís
0

Ludo o parchís

0
0
Ludo
Ludo

El mundo ha cambiado y la tecnología se ha adueñado de los juegos infantiles, dejando en el baúl de los recuerdos pasatiempos tales como el papalote, el balero y las canicas entre otros. A través de esta serie de notas vamos al rescate de aquellos juegos tradicionales hispanos que alegraron a más de una generación…

El Ludo o Parchís es una variación simplificada para niños del juego tradicional indio llamado pachisi, que significa veinticinco en hindú ya que veinticinco eran

las conchas lanzadas en cada tirada. La variación fue hecha en Inglaterra en 1896. Ludo significa “Yo juego” en latín.

El tablero actual, de forma estrellada, es tan solo una representación del original que no fue otro que el jardín del emperador Akbar el Grande. El centro del tablero representa el trono en que se colocaba el emperador en el centro del patio. Por su parte, las fichas eran las muchachas indias más bellas que se movían de casilla en casilla y se disputaban el honor de jugar para el emperador. Los dados que decidían la suerte de los participantes consistían en cauríes, conchas de moluscos que contaban un punto si caían con el hueco hacia arriba.

El ludo se juega con un solo dado y el turno se da por la izquierda, no por la derecha. Aquí el 6 es el que funciona como presada. Se utiliza para sacar fichas de la casa de inicio y para obtener un turno extra. Si se saca seis se lanza de nuevo y se mueve la cifra alcanzada con cualquier ficha.

El objeto del juego es que los jugadores lleven todas las piezas desde la salida hasta la meta final. El primero en conseguirlo será el ganador.

Reglas y convenciones

No existe un único reglamento para el ludo o parchís, pero las instrucciones mas aceptadas a lo largo del mundo son las siguientes:

Se puede jugar de 2 a 4 jugadores en un tablero corriente, aunque hay versiones de 6 o más jugadores. Cada participante dispone de 4 fichas del mismo color (amarillas, rojas, verdes y azules) y un dado de seis caras. Normalmente los jugadores utilizan un cubilete para lanzar el dado.

Ludo
Ludo

Cada jugador elegirá un color de ficha y posteriormente lanzarán el dado  para que, quién obtenga la mayor puntuación, comience la partida.

Al comenzar el juego todas las fichas están en la casa de su color y la partida se desarrollará por turnos. Cada jugador lanzará el dado una sola vez en cada turno. Solo si sacó un 6, el jugador podrá repetir el turno. En caso contrario cederá la tanda al jugador de la izquierda de acuerdo al color de las casas.

Sólo cuando la puntuación obtenida con el dado no permita hacer ninguna jugada el jugador no hará nada. En el resto de los casos el jugador está obligado a avanzar alguna de las fichas. Las piezas se mueven desde la salida de su color hasta la meta de su color. Las fichas que están en la casa y en la meta no se pueden mover.

Una ficha no puede ser movida hasta una casilla en la que ya existan 2 fichas. Sólo la casa y la meta pueden contener 3 ó 4 fichas. Esta regla prevalece sobre otras.

El jugador que saque un 6 podrá repetir turno. Si saca otro 6 podrá volver a repetir. Si saca un 6 en la tercera tirada, la última ficha que movió volverá a casa. Sólo en el caso de que esta ficha haya llegado hasta las casillas coloreadas que hay antes de la meta no irá a casa y permanecerá en su posición.  Si una ficha cae en una casilla blanca y numerada ocupada por una ficha de otro color se la comerá. La ficha comida irá a la casa de su color.

Una ficha entra a la meta con un número exacto de casillas obtenido con el dado. Gana el jugador que primero mete las 4 fichas en su meta.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *