Mes de la Herencia del Inmigrante

Por tercer año consecutivo se celebra en Estados unidos el Mes de la Herencia del Inmigrante.

Junio es el Mes de la Herencia del Inmigrante o el Immigrant Heritage Month, una ocasión para celebrar la diversidad y la herencia Americana en común de todos los inmigrantes. El Mes de la Herencia del Inmigrante (IHM) está dedicado a todos aquellos que han contribuido a las comunidades de los Estados Unidos, su economía y su diversidad vibrante.

Una de las fortalezas más notables de Estados Unidos es que casi todas sus familias provienen de otro lugar del planeta. La inmigración es parte del ADN de esta gran nación, es fuente de su gran fuerza y algo de lo que todos podemos estar orgullosos, por eso te invitamos a que celebres con alegría este Mes de la Herencia del Inmigrante.

Esta festividad es una gran oportunidad para reflexionar sobre nuestra experiencia personal y también para alentar a otros inmigrantes a que exploren sus vivencias y puedan compartirlas para seguir fortaleciendo el vínculo creado en la comunidad. Todos tenemos nuestro lugar en la gran historia americana, ya sea como un inmigrante nuevo, nativo de esta tierra o por ser un descendiente de aquellos que vinieron a este país en busca de una vida mejor.

El mes de la Herencia del Inmigrante honra a cada una de nuestras familias, sus sacrificios, luchas y éxitos que solidifican nuestras comunidades y eso es, precisamente, una de las fortalezas de este país que se ve reflejada en nuestra diversidad construida a lo largo de generaciones.

Este mes únete a los artistas, deportistas, funcionarios electos, organizaciones y amigos, que también serán parte de esta celebración de la diversidad del patrimonio de nuestra nación y su tejido social.

Hay 55,4 millones de hispanos en Estados Unidos

Según un informe de la Oficina de Censo la población hispana alcanzó un record de 55,4 millones en el 2014, llegando a ser el 17,4% de la población total de Estados Unidos (calculada en 319 millones de personas).

Según datos publicados por la Oficina del Censo que recoge cambios desde julio de 2013 a julio de 2014, los hispanos son la minoría que más ha crecido en Estados Unidos, totalizando 55,4 millones en julio de 2014, creciendo 1,2 millones desde el año anterior. Sin embargo, el crecimiento de la comunidad Hispana, que ya es la primera minoría étnica de la nación, se ha enlentecido en los últimos años y esa tendencia continuó durante 2014.

Los Hispanos de Estados Unidos han sido un motor clave del crecimiento de la población del país, por lo menos desde el año 2000, pero el crecimiento del grupo se ha desacelerado a partir del 2010.

Según un estudio del Centro de Investigación Pew el crecimiento demográfico hispano había alcanzado su punto máximo en los años 1990 (a partir de 1995 hasta el 2000). En ese entonces el crecimiento medio anual fue del 4.8%, habiendo disminuido desde entonces. A partir del 2010 hasta el 2014, el crecimiento medio anual cayó al 2.2%. Parte de la razón de esta decadencia en el crecimiento demográfico de la comunidad Hispana en el país es el retardo en la inmigración de América Latina y, en particular, de México.

Las estimaciones demográficas anuales de la Oficina del Censo detallan los datos demográficos nacionales en una variedad de categorías, incluso raza y pertenencia étnica, geografía y edad. Con respecto a la comunidad Hispana, por ejemplo, se demuestra que el condado con mayor cantidad de hispanos es Los Ángeles en California (4.9 millones), seguido de condado de Harris en Texas (1.9 millones) y el condado de la Miami-Dade en Florida (1.8 millones). Sin embargo, a partir de 2010 y hasta 2014, la población hispana disminuyó en 11 condados que tenían más de 10,000 o más hispanos residiendo en el área. En Alabama (Jefferson), Arizona (Santa Cruz), Florida (Hardee), Georgia (Clayton y DeKalb), Nuevo México (Río Arriba, San Juan y San Miguel) y Texas (Duval, Hale y Willacy). La decadencia más grande estuvo en el Condado de DeKalb en Atlanta, donde la población hispana era de 64,279 en 2014, lo que representa una baja de 4% desde 2010.

Los datos de la Oficina del Censo, sin embargo, no mostraron cambios en la clasificación entre los estados con poblaciones hispanas más altas. California sigue liderando la lista con 15,0 millones, seguido por Texas 10,4 millones y Florida 4,8 millones. En conjunto, estos tres estados representan más de la mitad (55%) de la población hispana, aunque su cuota se ha reducido (58% en el 2000), lo que refleja una mayor dispersión de la población hispana de la nación durante la última década y media.

Además las nuevas estimaciones de la Oficina del Censo muestran que los hispanos, con una edad promedio de 29 años, son más jóvenes que la mayor parte de otros grupos étnicos o raciales. En comparación, la edad media de los afroamericanos no hispanos es de 34 años, para los blancos no hispanos 43 y 36 para asiáticos. Pero la edad promedio de los hispanos va en crecimiento ya que en el 2010 la edad media del grupo era 27 y en el 2000, 26 años.

Otros datos interesantes de la Oficina del Censo son los siguientes:

  • La nueva generación del Milenio se ha vuelto más racial y étnicamente diversa que nunca, al punto que 4 de cada 10 habitantes pertenece a una minoría y dentro de estas predominan los hispanos.
  • Aún más diversos que los Millennials son los estadounidenses más jóvenes, los menores de 5 años de edad. En el 2014 la minoría étnica fue mayoría por primera vez en este grupo, con el 50.2 por ciento de niños pertenecientes a una raza o grupo étnico de la minoría.
  • Casi todos los estados han experimentado incrementos en la población de hispanos, incluidos aquellos con menor presencia tradicional, como Kentucky, Idaho, Montana, Dakota del Norte y Nuevo Hampshire.

El creciente peso demográfico de la población hispana es considerado uno de los elementos claves de cara a las próximas elecciones presidenciales del 2016, donde el voto latino será uno de los sectores más cortejados por los candidatos Demócratas y Republicanos.

Leave a Comment