Home Editoriales Carlos Rojas Meterse a redentor y salir crucificado
0

Meterse a redentor y salir crucificado

0
0

Querido lector de Ultimas Noticias,  gracias por  volvernos a encontrar… Les cuento algo que me comentó mi amigo Sixto hace algún tiempo atrás y que vale la pena que lo sepan… Me dijo que un día recibió una llamada  para ir a levantar una orden, tomó la dirección y se encaminó al sitio indicado. Pero ya casi a punto de llegar se encontró con un hombre tirado en el piso, todo golpeado y casi agonizando, frenó su auto y como buen samaritano se bajó junto a su ayudante para auxiliarlo.

Grande fue su sorpresa cuando de repente se vieron rodeados de gente que los culpaba a ellos de que habían golpeado al hombre que estaba tirado. ¡Imagínense que ironía, meterse a redentor y salir crucificado! Entonces… ¿como ayudar a alguien que lo necesita? ¿Usted que haría?

El amor al prójimo se ha desvanecido y por eso decimos que cada quien para su santo… La ciencia, la filosofía, el arte y la mística se han divorciado y esto está provocando el desgaste de esta generación… no apreciamos la poesía de la naturaleza, la armonía que se desprende del universo y lo frío de las relaciones  humanas. Todo esto ha hecho que nuestro corazón no se conmueva ante el dolor humano…

Pero nunca es tarde y podemos marcar una diferencia, aunque no arreglemos el mundo… la primera relación o experiencia de amor que debe existir, sería entre  Padre – Hijo y de ahí se desprendería una cadena sólida que daría formación a una familia con principios bien fundados… No nos olvidemos que arriba es igual que abajo y que no hay motivo para odiarnos…

Tenemos que animar la llama de la esperanza, para que toda esta sinrazón y sufrimiento sirva para pulir y engrandecer, “la sagrada piedra de los reglamentos” y engarzarse en el hilo de la divinidad  para que podamos, un día no muy lejano, entonar el canto a coro: “Todos Unidos”.

Si fuésemos merecedores nuestro corazón nos hablaría, pero solo nos dicta presentimientos. Mi corazón debe ser pradera para las gacelas y convento para los cristianos, mi religión debe ser el amor y adonde quiera que se encamine la caravana del amor, allí deben ir mi corazón y mi fe. Insistimos que si existiera una armonía entre la ciencia y  la religión, surgiría  más fácil una revelación que nos permitiera conocer los fines últimos de nuestra vida y de nuestra historia… Por ejemplo las mujeres preguntan ¿y para nosotras  que? Ellas deberían gozar de una jerarquía igual que los hombres… sin embargo los hombres consideran a las mujeres como plantas a las que no se les busca más que por sus frutos, para la procreación o para servir… Todo esto es porque así son nuestras costumbres…

Tenemos que seguir luchando para lograr una mejor sociedad, no importa cuanto haya que hacer y decir, porque bien reza este sabio dicho: que no hay guerra más santa que  decir la verdad a un dirigente injusto. Creo que para que tengamos una mejor sociedad, hay que dar a cada mujer, a cada niño y a cada hombre, los medios para desarrollar todas las posibilidades que  DIOS les ha dado… y como siempre les digo: Gracias por leer Ultimas Noticias.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *