Home Nacionales Misteriosa enfermedad similar a la polio causa alarma en EEUU
Misteriosa enfermedad similar a la polio causa alarma en EEUU
0

Misteriosa enfermedad similar a la polio causa alarma en EEUU

0
0

Una extraña enfermedad, parecida a la poliomielitis y llamada Mielitis Flácida Aguda, está nuevamente en alza en Estados Unidos dos años después de un primer brote que alarmó a las autoridades sanitarias.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) está investigando el aumento de la mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés) en lo que va del 2016. Hasta Agosto de este año 50 personas en 24 estados fueron confirmados con AFM. El CDC señala igualmente que, incluso con un aumento de casos en 2016, la mielitis flácida aguda sigue siendo una enfermedad muy rara (menos de uno en un millón).

Sin embargo se hace un seguimiento a la enfermedad porque la cifra de casos registrados en el correr del año es más del doble en comparación con 2015, cuando se confirmaron 21 casos en total. En el 2014 la cantidad de enfermos fue aún más alarmante, con 120 casos en 24 estados, todos de menores de 21 años. Si bien el recuento de enfermos de AFM para el 2016 es menor que el de 2014, los CDC está igualmente preocupados por el aumento de casos en los últimos meses. El CDC está intensificando esfuerzos para comprender las causas y los factores de riesgo de la mielitis flácida aguda.

Según el CDC siempre es importante practicar medidas de prevención de la enfermedad, como lavarse las manos, mantenerse al día con las vacunas y protegerse de las picaduras de mosquitos.

La mielitis flácida aguda (AFM) es una enfermedad rara que cualquiera puede verse afectado. Aqueja al sistema nervioso de la persona y, en particular, a la médula espinal. LA AFM puede resultar de una variedad de causas, incluyendo las infecciones virales.

Los síntomas más comunes en la mayoría de los pacientes afectados de mielitis flácida aguda son: aparición repentina de debilidad en las extremidades, pérdida del tono muscular y reflejos. Algunos pacientes, además de la debilidad de las extremidades, pueden experimentar: parálisis o debilidad facial, dificultad para mover los ojos, parpados caídos, dificultad para tragar o para hablar.

El entumecimiento u hormigueo es poco frecuente en los pacientes con AFM, aunque algunos pacientes tienen dolor en sus brazos o piernas. Algunos pacientes con AFM pueden ser incapaces de orinar. El síntoma más grave de la AFM es la insuficiencia respiratoria que puede ocurrir cuando los músculos implicados en la respiración se debilitan. Esto puede requerir asistencia respiratoria urgente (respirador artificial).

No existe un tratamiento conocido y se aplican terapias según cada caso. Se recomienda que si alguien de su familia está teniendo problemas para caminar, estar de pie o desarrolla debilidad repentina en un brazo o pierna, debe de comunicarse con un médico inmediatamente.

La mejor prevención es, como ya se dijo, lavarse las manos, mantenerse al día con las vacunas incluyendo la del virus de la polio y protegerse de los mosquitos debido a que el virus del Nilo Occidental, transmitido por mosquitos, está vinculado a la AFM. Consulte con su médico para asegurarse de que su familia está al tanto de todas las vacunas recomendadas.

Se recomienda lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, evitar el contacto cercano con personas enfermas y la limpieza de superficies con un desinfectante, especialmente los que una persona enferma ha tocado.

Lavarse las manos de la manera correcta es una de las mejores cosas que puede hacer para protegerse contra esta enfermedad. Se debe de lavar las manos antes de tocar los alimentos, después de ir al baño, sonarse la nariz, cambiar el pañal de un bebé, tocar un animal (también su alimentación, orina o heces) y antes y después de atender a una persona enferma.

La AFM puede ser causada por varios microbios, entre ellos el enterovirus, que son comunes y típicamente causan enfermedades leves, como infecciones respiratorias. Sin embargo, cuando los enterovirus entran en el sistema nervioso central, pueden causar enfermedades más graves como la inflamación cerebral.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *