Home Entretenimiento Insólitas Mongolia, el país de los nombres propios largos
0

Mongolia, el país de los nombres propios largos

0
0

Mongolia es un país con nombres y apellidos largos e impronunciables para cualquier extranjero, aunque ninguno lo es tanto como el de un hombre de ese país cuyo nombre de pila tiene 45 letras, según reveló la Oficina Nacional de Estadísticas de Mongolia. La institución publicó los resultados de un estudio que ha realizado sobre los nombres de personas en Mongolia y señaló que el más largo del país es Nominchuluunukhaanzayamunkherdeneenkhtuguldur, de 45 letras en alfabeto latino (41 en la grafía cirílica que utiliza actualmente el idioma mongol).

El segundo más largo tiene 43 letras en alfabeto latino y 39 en traducción cirílica (Munkhmainbayarpurevsaikhantungalagsukhgombo), señaló el estudio, que también contabilizó cuáles son los nombres de pila más populares en el país.

En primer lugar en esa clasificación se sitúa el masculino Bat-Erdene, que significa “joya firme” y es usado por más de 15.000 mongoles, nombre al que siguen en popularidad Khulan (12.033 personas) Otgonbayar (11.521) y Temuulen (11.484).

En mongol es muy frecuente poner a los niños el apelativo “Sin Nombre” (Nergui), especialmente en casos en que alguno de sus hermanos mayores ha fallecido, ya que la tradición considera que poniendo a los niños nombres feos se ahuyenta a posibles malos espíritus.

Contando también apellidos, uno de los nombres más largos de la historia lo tuvo Hubert Blaine Wolfeschlegelsteinhausenbergerdorff, un estadounidense de origen alemán fallecido en 1997.

Su nombre completo (el aquí mencionado es sólo una versión abreviada) tenía más de 600 caracteres y palabras que comenzaban con cada una de las distintas letras del abecedario.

 

Vinos de color, el nuevo hit de las bodegas españolas

La humanidad produce vino desde hace miles de años, pero en sólo tres colores: rojo, blanco y rosado. Sin embargo varias empresas españolas idearon diferentes formas de producir vinos naturales en casi cualquier color imaginable, desde el azul vibrante al verde y también rosa.

Todo comenzó el año pasado, cuando la empresa española Gïk lanzó el primer vino azul del mundo. Pasaron dos años trabajando con científicos de la Universidad del País Vasco e investigadores de alimentos de Azti Tecnecalia tratando de utilizar la antocianina, un pigmento natural en la piel de las uvas, para manipular el color del vino. Se convirtió en un gran éxito comercial, con la compañía informando en Enero que había vendido más de 100.000 botellas en menos de seis meses. Ahora la competencia está aumentando, ya que otras bodegas españolas están utilizando tecnología similar para crear todo tipo de vinos de inusuales colores.

La Bodega Santa Margarita, en Caudete, ofrece diferentes tonos de vino azul, así como vinos verdes, naranjas y rosados, como parte de su línea “Passion” y ya son un éxito en varios mercados europeos. También utilizan la antocianina para sus vinos Passion Blue, pero no está claro cómo hacen sus vinos anaranjados y rosados.

Las Bodegas y Viñedos Amaya también mezclan tradición e innovación para crear lo que llaman “tecnovinos”. Hasta ahora tienen una colección de vinos rojos, amarillos y verdes brillantes, hechos de una variedad de uvas españolas.

Todos estos vinicultores están confiando en la curiosidad de la gente para llegar a una nueva base de clientes, así como para cambiar la forma en que el mundo piensa sobre el vino. Por ahora la revolución del color del vino es todo un éxito.

 

Nueva teoría conspirativa predice el apocalipsis para Septiembre

Aficionados a la astronomía y a la numerología bíblica estiman que el apocalipsis tendrá lugar exactamente el próximo 23 de Septiembre, cuando la luna aparecerá a los pies de la constelación de Virgo y dicen que será causado por la colisión de la Tierra con el presunto planeta X, también conocido como Nibiru.

David Meade explicó que el ‘Gran Eclipse Americano’ que tendrá lugar este 21 de Agosto “es un gran presagio” porque ese día “el amanecer será oscuro, como predijo Isaías” y “la luna que saldrá ese día se llama ‘luna negra'”, un fenómeno que sucede “aproximadamente cada 33 meses”.

Meade  relaciona ese número con diversas referencias: “El nombre divino de Elohim figura 33 veces en el Génesis. El eclipse comenzará en Lincoln Beach, Oregón, el 33º estado de EE.UU. y terminará en la latitud 33º en Charleston, Carolina del Sur. Un eclipse de semejante magnitud no ha ocurrido desde 1918; es decir, 99 años o 33 multiplicado por tres”.

El mito sobre el planeta X se remonta a 1975 y, desde entonces, ha estado en el centro de numerosas predicciones sobre el fin del mundo, tal como ocurrió en 2003, 2007, 2012 y 2015.

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *