Nada es bueno…nada es malo

Muchas veces hemos oído o hemos leído que el alcohol es bueno y, otras veces, dicen que el alcohol es malo. Beber causa alegría, beber causa tristeza, beber hace olvidar… ahora, emborracharse ya es otra cosa…

Cuando bebemos cada quien tenemos una señal, que nos indica cual es la medida donde tenemos que parar. La bebida es como una balanza, que nos da la medida exacta o el límite de lo considerado como saludable o normal, pero un abuso puede hacernos caer en un terreno peligroso.

A mi entender el alcohol tiene muchos beneficios, por ejemplo disminuye la inflamación y mantiene las arterias en buen estado, lo que nos permite sufrir menos ataques cardiacos, apoplejías e incluso arrugas…

Ahora veamos la otra cara de la moneda, beber en exceso puede causar riesgo de sufrir de cáncer u otras enfermedades, razón por la cual hombres y mujeres debemos hacerlo con moderación.

Dicen los expertos que los hombres pueden beber de una manera normal de una a dos copas al día y las mujeres de media a una copa diaria. Y yo digo que esto es como tu quieres que sea: bueno hasta donde quieras… malo hasta donde quieras.

Hay algo muy sabio que dice , que nada es verdad…ni es mentira todo es según el color del cristal con que se mira, así que digamos ‘salud’ pero con moderación, para que tengamos salud. De repente el doctor nos prohíbe tomar, fumar, comer o tomar cosas dulces, ponerle mucha sal a la comida, comer mucho picante etc, etc, etc y muchos concluyen diciendo… total de algo me tengo que morir…

¿Usted que piensa o que cree? …pasan muchas cosas y de repente ni nos enteramos. Hace un par de semanas los dueños de lo ajeno entraron en la tienda de un amigo, lógico el no se dio cuenta hasta que los ladrones aparecieron frente a él, que rápidamente activó la alarma con la policía y tardaron  un poco en llegar para auxiliarlo y atrapar a estos pillos. Les he contado esto, porque hay mucho que contar o que recomendar y, así como los ladrones llegaron o entraron a la tienda de mi amigo sin que se diera cuenta… así llega o entra la diabetes a molestar nuestra salud, silenciosamente como los ladrones. No nos percatamos hasta que la padecemos. Se ha calculado que un 40 por ciento  de los diabéticos, incluidos millones de niños y adultos jóvenes, no saben que están enfermos.

Las personas que la padecen en sus primeras etapas no perciben los síntomas y, cuando los sienten, se acostumbran a ellos y no van o no vamos al doctor hasta que realmente nos sentimos mal como, por ejemplo, que la vista se nos nubla o sentimos una gran fatiga, imagínense quedarse ciego o siempre sentirse cansado…  por eso  sus amigos de Ultimas Noticias queremos decirle que consulte a su médico porque, según la organización mundial de la salud, la diabetes es la principal causa de que la gente se quede ciega o sufra la amputación de miembros como brazos o piernas…

Los cambios que sufren los diabéticos en sus vasos sanguíneos y los nervios, generan ulceraciones en brazos y piernas, que a menudo se infectan y no se curan. Pero no se espanten: si tenemos voluntad y queremos ayudarnos tendremos una mejor vida. Preguntamos a un grupo de diabéticos y todos coincidieron en que debemos bajarle al consumo de los postres y alimentos grasosos. También, recomendaron ejercicios como nadar, bailar, correr, andar en bicicleta y, por lo menos una vez por mes, revisar sus niveles de glucosa… Así que la prevención y control de la diabetes está en manos de quienes la padecen. Tienen  que controlar su peso y el tipo de alimentos que ingieren.

Como dije al principio nada es bueno ni nada es malo… solo tengamos cuidado de nosotros mismos.

 

Leave a Comment