Niño guatemalteco murió en custodia de las autoridades migratorias

Un niño migrante guatemalteco de ocho años murió el día de navidad informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Es el segundo menor migrante que fallece este mes tras ser retenido en la frontera entre México y Estados Unidos.

Un niño guatemalteco de 8 años de edad falleció el martes pasado estando detenido por las autoridades de inmigración, siendo el segundo caso de un niño migrante que muere este mes bajo custodia.  Felipe Gómez Alonzo y su padre, Agustín de 47 años, salieron de Nentón, en la provincia de Huehuetenango, dijo la portavoz de la cancillería de Guatemala, Marta Larra.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el menor falleció después de la medianoche. El niño “mostraba síntomas de una potencial enfermedad” el lunes y fue llevado junto con su padre a un hospital en Alamogordo, Nuevo México, dijo el servicio.

El niño y su padre estaban bajo custodia de la CBP el 24 de diciembre cuando un agente de la Patrulla Fronteriza notó que el niño mostraba signos de enfermedad. El padre y el hijo fueron trasladados al Centro Médico Regional Gerald Champion en Alamogordo, Nuevo México, donde después de ser tratado fue dado de alta por el personal del hospital. Se le recetó amoxicilina e Ibuprofeno y fue dado de alta en menos de dos horas, sin embargo regresó por la tarde con vómitos y murió poco después de la medianoche.

Es la segunda muerte este mes de un niño migrante detenido después de cruzar la frontera Sur. A principios de diciembre, Jakelin Caal, de siete años, también de Guatemala, perdió la vida tras ser detenida junto con su padre por agentes de la frontera.

Nuevo estudio revela que 45% de los migrantes volvieron a su casa desde 1990

Un estudio científico reveló que el 45 % de los migrantes de todo el mundo regresaron a su país de origen entre 1990 y 2015. En el reporte, científicos de la Universidad de Washington explican cómo nuevos métodos estadísticos han permitido hacer estimaciones exactas sobre los intercambios migratorios entre países.

Siguiendo ese método, descubrieron que las tasas migratorias son más altas y más estables de lo que se había pensado en el pasado y que, de hecho, la fluctuación se situó entre el 1,1 y el 1,3% entre 1990 y 2015. Además, desde 1990, aproximadamente el 45% de los migrantes han vuelto a sus lugares de origen, una estimación mucho más alta de lo que se había estimado anteriormente.

El descubrimiento podría ayudar a Gobiernos de todo el mundo a planificar sus políticas migratorias.

Comments are closed.