Home Editoriales No camines al borde del abismo
0

No camines al borde del abismo

0
0
Tab Machado

Uno de los peores sentimientos que puede haber entre dos personas es la pérdida de confianza, la mentira que corroe, mina y destruye una relación basada en la fidelidad, la seguridad y la confidencia. Esto le puede ocurrir a una pareja, a dos amigos y también a los padres con sus hijos, por eso uno debe de ser auténtico y hablar siempre con la verdad, porque si hay una mentira y esta se

descubre… la confianza entre ambos ya no será la misma y la relación comenzará a caminar al borde del abismo…

Cuenta una historia verdadera que el Dr. Arun Gandhi, nieto de Mahatma Gandhi y fundador del instituto M.K. Gandhi para la Vida Sin Violencia, tenía 16 años y estaba viviendo con sus padres en el instituto que su abuelo había fundado en las afueras de la ciudad de Durban, en Sudáfrica, en medio de plantaciones de azúcar. Estaban  bien en el interior del país y no tenían vecinos, así que a junto a sus dos hermanas siempre les entusiasmaba el poder ir a la ciudad a visitar amigos o ir al cine. Un día el padre de Arun le pidió que lo llevara a la ciudad para asistir a una conferencia que duraría el día entero y el joven se dispuso a aprovechar esa oportunidad.

Como iba a la ciudad su madre le dio una lista de cosas del supermercado que necesitaba y como iba a pasar el resto del día libre, su padre le pidió que se hiciera cargo de algunas cosas pendientes, como llevar el auto al taller. Cuando Arun  se despidió de su padre él le dijo: “Nos vemos aquí a las 5 p.m. y volvemos a la casa juntos”.

Después de completar muy rápidamente todos los encargos, Arun se fue hasta el cine más cercano y se concentró tanto en la película, que se olvidó del tiempo.  Eran las 5:30 p. m. cuando se dio cuenta de la hora. Salió del cine como una exhalación y corrió al taller, consiguió el auto y se apuró para llegar hasta donde su padre lo estaba esperando.

Eran casi las 6 p.m. cuando lo vio y su padre al acercarse le preguntó con ansiedad: “¿Por qué llegas tarde?” Arun se sentía muy mal por haberse retrasado y no se animó a decir que estaba viendo una película, entonces le explicó que el auto no estaba listo y que había  tenido que esperar. Lo que no sabía Arun era que su padre ya había llamado al taller…

“Algo no anda bien en la manera como te he criado puesto que no te he dado la confianza de decirme la verdad”, le dijo el padre al joven.  “Voy a reflexionar que es lo que hice mal contigo. Voy a caminar las 18 millas a la casa y a pensar sobre esto”, agregó. Así que vestido con su traje y sus zapatos elegantes, el padre de Arun  empezó a caminar hasta la casa por caminos que no estaban ni pavimentados ni alumbrados. El joven no lo quiso dejar solo…. así que condujo el auto 5 horas y media detrás de él…. viendo a su padre sufrir la agonía de una mentira tonta que él había dicho.  Así que al llegar a la casa Arun decidió que nunca más iba a mentir, porque se había dado cuenta de lo que sufre una persona que tiene confianza en un semejante y esta se ve traicionada…

El Creador nos ha dado la dadiva mas divina y poderosa que puede existir en el universo: el poder de raciocinio, por eso te invito a que reflexiones profundamente sobre la historia que te acabo de contar y te des cuenta que la decepción de una mentira es una huella difícil de borrar en quien tiene confianza en ti. Por eso aléjate del abismo de la mentira, porque si caes en él quizás no haya una mano para salvarte en el momento preciso y lo pierdas todo…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *