Home Editoriales No existen obstáculos…
0

No existen obstáculos…

0
0
Jacqueline Camacho-Ruiz

Hace muchos años, existían dos tribus: una habitaba en las montañas, mientras que la otra habitaba en el valle.  Estas dos tribus peleaban constantemente y en una ocasión, mientras que la tribu de las montañas invadió la tribu del valle, secuestraron a un bebé y se lo llevaron con ellos.

La tribu del valle pensaba cómo llegaría a la cima de la montaña, ya que no tenían idea de que ruta tomar o cómo hacerlo.  Juntaron a sus mejores hombres para ésta ardua

labor de recuperar al bebé.  Emprendieron su camino, pero después de días y semanas de tratar, se rindieron ya que solamente habían avanzado unos cuantos metros. Cuando ya estaban empacando sus cosas, de repente alcanzaron a ver la silueta de una mujer que descendía de las montañas. Cuando se acercó más, se dieron cuenta de que llevaba consigo un pequeño bebé…

Todos asombrados, le preguntaron cómo es que había subido a la montana sola, siendo que ellos, los mejores hombres de la tribu habían tratado sin éxito.  Ella, viéndolos fijamente a los ojos, les dijo: “Es que no era su bebé.”

Ésta historia ilustra lo que significa tener una motivación verdadera.  La motivación que es más grande que cualquier obstáculo o montaña y la que viene desde lo más profundo de nuestro ser.

Ésta madre tenía la motivación y la determinación de recuperar a su bebé  y no vio barreras para lograrlo y al final lo consiguió.

Muchas veces dejamos que los demás dicten nuestro destino cuando es nuestra vida la que vivimos (nuestro propio bebé).  Te reto a que seas como ésta madre, que no dejó que otros dictaran su  destino ya que para ella no existía nada más importante que recuperar a su pequeño.

Imagínate si todos tuviésemos esta motivación para lograr todas nuestras metas, para salir de la mediocridad y para ser mejor cada día.   Imagínate lo que podríamos lograr en nuestra vida y en la vida de otros simplemente por aferrarnos a nuestros sueños, tal y como lo hizo esta madre.

Ahora te pregunto, ¿qué es lo que te está deteniendo para lograr motivarte escalar la montaña? ¿Cómo es que buscarás la motivación para lograrlo?

Recuerda que cuando hay motivación verdadera, no existen obstáculos.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *