Home Editoriales Carlos Rojas No le busquen tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro
0

No le busquen tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro

0
0

Hola amigos de Ultimas Noticias, aquí en el camino para acompañarnos y seguir juntos. La crisis ha obligando a gente de todas las edades a emigrar, con el problema social y educativo que eso representa. Pero a la vez eso supone una inmejorable oportunidad para el desarrollo de nuestro mercado laboral cuando las cosas mejoren. Hay que hacer de la necesidad virtud…

La situación económica nos ha hecho retroceder distancias, no solo en lo económico sino también en nuestra fisonomía como país. El éxodo de nuestros jóvenes a otros países se disparó en los últimos años, además de registrarse una ligera reversión en el tradicional éxodo urbano de las últimas décadas: hay gente que deja las ciudades para volver a los entornos rurales a rehacer su vida…

No hay que engañarse: volver a un pueblo semi abandonado a intentar reflotar el sector primario del país no es sencillo, ni es algo para lo que cualquiera esté preparado. De hecho, en muchos pueblos el sector productivo tradicional murió al venderse los suelos fértiles para una fiebre inmobiliaria mucho más rentable o cuando la economía de la región pasó a depender por entero de empresas que hoy han tenido que cerrar. Por eso es cierto que la gente emigra  huyendo de la pobreza… es cierto que en muchos países hay gente con el título colgado en la pared y sin trabajo… Todo eso es cierto, pero quizá todo eso traiga algo positivo.

Para empezar, que nos replanteemos nuestro sistema educativo. Recordar que hace unos años ir a la universidad era casi un privilegio y, de pronto, se convirtió en algo casi obligatorio,  que quien no iba a la universidad no valía… ¿Y todo para esto? Mucha gente que se ha ido de sus países quizá un día retornen y lleven consigo una experiencia de la que siempre hemos adolecido…

Esto quizá suene muy nuestro: hace no mucho tiempo, ninguno de los jugadores o casi ninguno de la selección de fútbol jugaban fuera de nuestras fronteras. Ahora sucede al revés: cada vez más jugadores de nuestra selección son fichados por equipos internacionales y cuando vuelven dan lo mejor de sí. ¿Es lo ideal? No pero, si lo pensamos, quizá salir al extranjero aunque sea obligados y no sea lo ideal, sea una buena forma de replantear nuestro futuro…

Cada día buscamos un diferente y más prometedor amanecer, cuántos hijos se han ido o nos hemos marchado de nuestros hogares en busca de pan… Parece que es la ley de la vida que todo mundo tenemos que volar, tenemos que irnos,  pero siempre hay un camino que nos está esperando, aquí lo mas importante que para caminar tenemos que tener bien claro la meta o el punto a donde queremos llegar, tenemos que armarnos de fuerza y ánimos porque hay muchas piedras que nos quieren estorbar o detener… Piedras como el desánimo, las tentaciones, la pereza, las malas compañías, que todo eso no nos detenga hay que continuar, hay que seguir haciendo camino y sin ofender a nadie, porque la vida llama y el camino espera…

A esta vida fuimos enviados para  realizar una obra y no podemos dejarla escapar… nuestros hijos se han ido como se va el día para encontrarse con la noche y se va la noche para encontrarse con el amanecer… Todo tiene solución, no hagamos una tormenta en un vaso de agua, ni le busquemos más. Como dijera mi tío Polo, “no le busquen  tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro”. Gracias por leer Ultimas Noticias…

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *