Home Deportes No pasaron inadvertidos… Estados Unidos y México dejaron buena impresión
No pasaron inadvertidos… Estados Unidos y México dejaron buena impresión
0

No pasaron inadvertidos… Estados Unidos y México dejaron buena impresión

0
0

copa-FIFA-2014México y Estados Unidos no pasaron inadvertidos por Brasil, dejaron una excelente impresión, tanto de sus equipos como de sus seguidores

Especial desde Brasil por Gustavo de los Campos

Llegaron hasta donde les fue posible aunque muchos aquí en Brasil consideran que pudieron ir más lejos. Las dramáticas eliminaciones de las selecciones de México y Estados Unidos del Mundial, para gran parte de la prensa especializada que cubre la competencia, fueron “cosas del fútbol”. Nadie se atreve a dudar de la justicia de las victorias de holandeses y belgas pero tampoco lo hubieran hecho si fuese al contrario. Para muchos merecieron mejor suerte.

La Revista Lance, junto a Placar las dos revistas deportivas de mayor alcance en Brasil y de publicación periódica, calificaron el encuentro de Estados Unidos y Bélgica de “juego espectacular”. En el interior de la nota periodística resalta que Bélgica necesitó llegar 38 veces al arco estadounidense para poder marcar dos goles y que la respuesta del equipo de Klinsmann fue notable pese a la superioridad de los belgas.

Agrega que, “por el contrario a lo que se podía esperar, Estados Unidos mostró un fútbol veloz y ofensivo que dificultó el triunfo de los europeos de quienes se sostenía de antemano tenían grandes posibilidades de convertirse en la gran sorpresa del Mundial”. Hubo además, grandes elogios a la actuación del portero Tim Howard de quien se piensa pueda ser elegido como el mejor en su posición.

Ha sido unánime la idea de que fue apresurado e inconsistente calificar a Portugal como el otro favorito del grupo junto a Alemania. Nadie pone en tela de juicio la justicia de la clasificación de Estados Unidos en un grupo en el que la mayoría de la prensa establecida en Brasil lo tenía como el más débil, por debajo hasta de Ghana. Lo difícil que les ha resultado a los rivales del equipo de Klinsmann poder derrotarlo y el tipo de fútbol presentado, ha sido del agrado de los especialistas y prácticamente todos aseguran que la selección de Estados Unidos ha dejado definitivamente de ser un rival débil. Muy por el contrario, la opinión mayoritaria es que la evolución que los estadounidenses demuestran en el juego, los califica como un adversario a tener en cuenta para el futuro.

México también recibe elogios

México por su parte también ha recibido elogios. Llegó a Brasil casi desacreditado por los analistas que presumían que el cambio de entrenador, la enorme dificultad para alcanzar la clasificación en la eliminatoria y el tener que enfrentar al dueño de casa en condiciones adversas, no le daría chances de llegar muy lejos. Era casi unánime que los favoritos del grupo eran en primer lugar Brasil y en segundo Croacia.

Tal vez, de los pocos que puso énfasis en el potencial de los mexicanos fue casualmente el técnico de Brasil. Bastante antes del inicio del mundial, Luis Felipe Scolari advirtió que México era un rival de extremo cuidado. Carlos Alberto Parreira, integrante de la comisión técnica, corroboró la opinión de Scolari agregando en una conferencia de prensa previa el comienzo de la competencia que “México – Brasil se había transformado en un clásico”. Las declaraciones de ambos no cayeron bien en los medios de comunicación brasileños que pensaron que lanzaban una cortina de humo para salvaguardarse ante la posibilidad de un fracaso.

El propio Scolari algo enfadado enfrentó a los periodistas y recordó los últimos enfrentamientos entre brasileños y mexicanos asegurando que se habían transformado en la “sombra negra de Brasil”. Los hechos le dieron la razón y la opinión de casi todos cambió radicalmente luego del empate 0-0. Tras el triunfo mexicano ante Croacia la prensa le dio la razón a Scolari y México ganó otra consideración.

Finalmente, cabe el lugar de destaque al apoyo masivo que tanto las selecciones de México como Estados Unidos tuvieron en cada uno de sus encuentros. Fue muy comentada en Brasil la forma en que los simpatizantes mexicanos dividieron el estadio Castelão de Fortaleza con los brasileños. Gran parte de la prensa de Brasil aseguró que pocas veces la selección de su país tuvo un rival con tanto apoyo popular, exaltando la pasión mexicana por su selección.

También fue muy comentado el interés que demostraron tener los estadounidenses por un deporte que no se puede considerar el más popular del país. Llamó la atención, no solamente el buen número de simpatizantes que acompañó al equipo dirigido por Klinsmann, sino la presencia en otros partidos donde no jugaba su selección. De hecho, la venta de ingresos para el mundial tuvo a Estados Unidos como principal comprador. El comercio también hizo notar que los turistas de ambos países se destacaron por no generar incidentes y para los funcionarios de hoteles y restaurantes fue una gran sorpresa la generosidad que tuvieron al retribuir los servicios prestados. Definitivamente, México y Estados Unidos no pasaron inadvertidos por Brasil, dejaron una excelente impresión, tanto de sus equipos como de sus seguidores.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *