Home Editoriales No quisiera hablar de esto…
0

No quisiera hablar de esto…

0
0
Carlos Rojas

A todos los amigos lectores de Ultimas Noticias saludos y gracias por estar aquí. Hoy es un día más para agradecer, es un gran momento como grandes son todos los momentos,  pero vivimos una gran preocupación,  por el desempleo que estamos experimentando, los partidos, los gobiernos y todos deberíamos luchar contra el desempleo

Los partidos deben crecer  mediante el servicio y no mediante la demagogia. El pueblo está cansado de tantas promesas y lo que quiere son hechos concretos,  nadie puede comer con promesas. Debemos establecer organizaciones especiales para conseguir empleo, hay que luchar a muerte contra el desempleo porque todo hombre o mujer tiene que llevar alimentos a la mesa familiar.

La pobreza hace humildes a algunos pero perversos a la mayoría. Todo cuanto la miseria toca se torna horrible y lo peor de la pobreza es no saber soportarla, la pobreza y falta de trabajo a menudo priva al hombre de la virtud y del ánimo… no puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros están sin trabajo.

Y algo más, la peor desgracia del desempleo es que el hombre se siente tentado a cometer graves acciones que van contra la ley y la justicia. Entonces surge otra situación y es que no nos hemos preocupado en leer o enenterarnos de los políticos que buscan nuestro voto. ¿Quiénes son? Buscan y quieren nuestro voto pero: ¿que tienen para mí y para mi familia?

Esos políticos tímidos e interesados se preocupan más por la seguridad de sus puestos públicos que por dar trabajo  a los ciudadanos que no lo tienen… En una sociedad que se precia  de civilizada no hay nada tan vergonzoso como los  harapos y si realmente es una gran vergüenza lo mas trágico de esto o mas común es que los trabajadores buscan la solución comprando fiado o a crédito, empeñando, mas todo resulta inútil y la pobreza continua su cruda campana de horror contra estos infortunados  trabajadores.

¿Cuál es la solución? El crédito nos llevará a tener que pagar recargo de intereses en lo que compremos ya sean sillas, mesas, camas,  lo más necesario. ¿Y para la comida?   Otra solución sería el préstamo pero los gobiernos no han controlado el abuso desmedido de los prestamistas  y estos son necesarios, pero no es correcto que su abuso sea eso… A los prestamistas no se les debe perseguir porque repito… son necesarios y  se les debe controlar…

Otra solución ¿el empeño? es lamentable ver a muchas  familias corriendo hacia el monte de piedad, para empeñar cosas de imperiosa necesidad, como herramientas de trabajo, abrigos de invierno, maquinas de cocer, vestidos y todo cuanto pueda dejarnos dinero. Ahora y ¿el juego? cuantos trabajadores en desgracia  se vuelven jugadores con el propósito de adquirir dinero para solucionar sus problemas y terminan perdiendo hasta elúltimo centavo  y donde quedó la buscada solución… ¿Vicios? Ya está demostrado que  es muy fácil ser un bebedor de alcohol  en un porcentaje altísimo,  y también está comprobado que al borracho no le gusta escuchar consejos, al borracho no le valen los consejos, al borracho los consejos le fastidian…  Hambre, miseria, sufrimientos, necesidades nos llevan a la cantina: el borracho se siente rico y fuerte y en esa forma olvidan  todas las desgracias de sus vidas, sabiendo que esto solo será por un rato.

Esto sucede  en muchos de nuestros pueblos de Latinoamérica y es triste. Si se quiere acabar  con el abominable vicio de la bebida embriagante y con los no menos vicios de las drogas y demás, el trabajador debería de recibir mejores salarios por su trabajo y acabar para siempre con la miseria, la enfermedad y la ignorancia.

El inmundo vicio del alcohol está degenerando a todo el proletariado de Latinoamérica y del mundo… desgraciadamente los vicios se hallan muy bien emparentados tenemos mucho trabajo y en eso está el de cambiar radicalmente nuestros hábitos para encontrar la felicidad tan buscada  por todos. Necesitamos dentro de cada uno de nosotros un cambio profundo. Tenemos que romper como una taza ese centro egoísta que llevamos dentro y que se llama  Yo… Por hoy ya no quiero hablar de esto… Gracias por leer Ultimas Noticias y extirpemos el Yo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *