OEA y Grupo ONCE de España acuerdan acciones conjuntas para defender derechos de personas con discapacidad

La Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Grupo Social Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) firmaron un acuerdo para promover la participación y la inclusión plena de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida y para avanzar hacia el cumplimiento del objetivo de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de asegurar que ninguna persona con discapacidad se quede atrás en el camino del desarrollo.

Tras firmar el documento en la sede de la OEA, el Vicepresidente de ONCE, Alberto Durán, indicó que el objetivo del acuerdo es expandir la ayuda a las personas con discapacidades en los países de América Latina donde viven situaciones complicadas. “Es un tema de derechos, porque las personas con discapacidad en muchos casos sufren la confiscación de sus derechos, y también es un tema de justicia y de eficiencia, porque si dejamos gente atrás, al final pesa en la evolución de las sociedades”, afirmó.

Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, aseguró que incorporar a las personas con discapacidad en las toma de decisiones políticas “forma parte de nuestro buque insignia de lograr más derechos para más personas”. “Reitero nuestro entusiasmo por sellar este acuerdo con el Grupo Social ONCE de España, siempre con el objetivo de traducirlo en resultados concretos, tanto a nivel regional como nacional. Porque sólo juntos lograremos más derechos y más inclusión para más personas”, concluyó.

El acuerdo prevé fortalecer la participación de las organizaciones de personas con discapacidad en los ámbitos de toma de decisiones y desarrollar iniciativas específicas en el campo de la inclusión educativa y laboral, así como en el acceso a la información y a la cultura.

 

América Latina y el Caribe registran la mayor reducción de trabajo infantil peligroso

América Latina y el Caribe se han convertido en la región del mundo donde más se ha reducido el trabajo infantil peligroso, registrando una baja de 2,4 % entre 2012 y 2016, destacó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Además, el empleo infantil en general disminuyó 1,5 % durante el mismo período en la región.

Los datos se publican en el informe más reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referido específicamente al trabajo infantil peligroso. Detrás de América Latina y el Caribe el declive más importante ocurrió en Asia y el Pacífico, seguida por África Subsahariana.

De acuerdo con la OIT, el porcentaje de niños y niñas latinoamericanos y caribeños entre 5 y 17 años que trabaja, se redujo de 8,8  % en 2012 a 7,3 % en 2016.

En cuatro años, ese tipo de trabajo disminuyó 2,4% y el empleo infantil en general cayó 1,5%, según las cifras de la Organización Internacional del Trabajo. La mitad de los niños que trabajan lo hacen en el sector agrícola.

 

 

Leave a Comment