Home Tema Central Papa Benedicto XVI abandonará su Pontificado
0

Papa Benedicto XVI abandonará su Pontificado

0
0

En una decisión con muy escasos antecedentes en la historia el Papa Benedicto XVI renunciará a su pontificado.

El Papa Benedicto XVI sorprendió  el lunes pasado al mundo y a sus asesores al anunciar que ya no posee la fortaleza física y mental para afrontar las exigencias de su cargo, convirtiéndose en el primer Sumo Pontífice que renuncia desde la Edad Media.

El Papa de 85 años nacido en Alemania, dijo a los cardenales que había notado que sus fuerzas se habían deteriorado en los últimos meses. Renunciará al cargo el 28 de febrero y el Vaticano espera tener elegido a su sucesor en marzo.

“Ha sido un rayo caído del cielo”, dijo el decano del Colegio Cardenalicio, el cardenal Angelo Sodano, al confirmar la decisión del sumo pontífice, la primera de esa índole en cinco siglos: el último Papa dimitente lo fue en 1415.

“El Papa anunció  que renunciará a su ministerio a las 20 horas del 28 de febrero. Comenzará así un período de ´sede vacante´”, precisó  a su vez el padre Federico Lombardi.

Benedicto XVI hizo personalmente el anuncio durante el consistorio para la canonización de los mártires de Otranto, diciendo que es “por el bien de la Iglesia”.

Mensaje en Latín

En su mensaje en latín Benedicto XVI dijo: “Queridísimos hermanos, os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino.
Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando.

Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.
Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.

Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mí respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria”.

Varios papas han renunciado al Pontificado, el último Gregorio XII en 1415

Benedicto XVI no es el primer Papa que renuncia en la historia de la Iglesia Católica, el último de los cuales fue Gregorio XII (1406-1415) en el siglo XV.

El primero fue el Papa Clemente I (del 88 al 97) quien renunció a favor de Evaristo, porque tras ser arrestado y condenado al exilio decidió que los católicos no se quedasen sin un guía espiritual.

Igualmente, el Papa Ponciano (230 al 235) dejó su cargo a favor del Papa Antero al haber sido enviado al exilio, mientras que el Papa Silverio (536 al 537) fue obligado a renunciar a favor del Papa Vigilio.

Más complicada fue la historia de Benedicto IX (del 10 marzo al 1 de mayo de 1045), pues en un primer momento renunció  a favor de Silvestre III y después retomó el cargo para pasarlo a Gregorio VI, quien fue acusado de haberlo adquirido ilegalmente y decidió también renunciar.

El caso más conocido fue el del Papa Celestino V, quien ha pasado a la historia como el pontífice del “gran rechazo”, pues su pontificado duró del 29 de agosto al 13 de diciembre de 1294 y después se retiró a una vida de eremita. Tras su renuncia fue elegido Bonifacio VIII.

El último Papa que renunció fue Gregorio XII (1406 a 1415), que vivió el llamado Cisma de Occidente, en el que coincidieron tres papas al mismo tiempo: además de Gregorio XII, el Papa de Roma; Benedicto XIII, el Papa de Avignon y el llamado “antipapa” Juan XXIII.

Con el concilio de Constanza, el emperador Segismundo obligó a dimitir a los tres pontífices, pero sólo Gregorio XII obedeció y después de él fue elegido Martín V.

“No ha habido presión exterior”, sólo la edad

En los últimos meses Joseph Ratzinger ha aparecido cada vez más frágil en público e, incluso, en ocasiones necesitó ayuda para caminar. Lombardi descartó depresión o incertidumbre como causas de la decisión, afirmando que no se debía a una enfermedad concreta, sino a la avanzada edad.

El Papa ha mostrado “gran valentía y determinación”, consciente de los “grandes problemas que afronta hoy la Iglesia”, dijo, añadiendo que el momento elegido puede deberse al deseo del Papa de evitar el agotador calendario de Semana Santa.

No ha habido presión exterior y Benedicto XVI tomó  su “decisión personal” en los últimos meses, añadió.

El Rabino de Israel alabó el acercamiento interreligiones llevado a cabo por Benedicto XVI y le deseó buena salud. El arzobispo de Canterbury, jefe de la Iglesia Anglicana, dijo que había conocido la decisión con gran pesar pero que lo entendía por completo.

La Canciller alemana, Angela Merkel, dijo que la decisión del Papa había de respetarse si siente que está demasiado débil para cumplir con sus obligaciones. El primer ministro británico, David Cameron, dijo: “Se le echará de menos como líder espiritual de millones de personas”.

El Sumo Pontífice renunciará el 28 de febrero a las 19:00 GMT, momento en el que quedará vacante el cargo para la búsqueda de un nuevo Papa. Benedicto XVI sucedió a Juan Pablo II, uno de los líderes de la Iglesia Católica más populares de la historia.

Elegido Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años (20 años más que los que tenía Juan Pablo II cuando se convirtió en pontífice), Benedicto XVI gobernó el Vaticano con un estilo más pausado, cerebral y menos impulsivo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *