Home Locales Película y plática de alto vuelo Un día sin Mexicanos despertó admiración y su temática fue motivo de profunda reflexión
Película y plática de alto vuelo  Un día sin Mexicanos despertó admiración y su temática fue motivo de profunda reflexión
0

Película y plática de alto vuelo Un día sin Mexicanos despertó admiración y su temática fue motivo de profunda reflexión

0
0

El Movie & Talk que propuso NAIMA sobre la película ‘Un día sin Mexicanos’ con la presencia de su Director Sergio Arau, la co- autora y también actriz, Yareli Arismendi, junto a un panel de expertos, permitió un profundo análisis acerca del contexto actual del mexicano en Estados Unidos.

IMG_5760El Triton College Art Center vivió una jornada espectacular y memorable el viernes pasado, con el Movie & Talk que propuso NAIMA, junto a la Fundación Universidad de Guadalajara USA, la Alcaldía de Melrose Park y Fedejal, sobre la película ‘Un día sin Mexicanos’. El filme trata acerca de la hipotética desaparición de todos los mexicanos de California y su efecto sobre el resto de los californianos. ¿Cómo hacer visible lo invisible? Quitándolo.

Posteriormente un destacado panel de personalidades, junto al público presente, analizó el contexto actual del mexicano en Estados Unidos. En el intermedio NAIMA entregó el reconocimiento Minerva a Martin Castro, Presidente de la Comisión de los Derechos Civiles de Estados Unidos. NAIMA entrega el premio Minerva a aquellas personalidades que, por su trabajo en bien de la sociedad, preservan y salvaguardan con equidad los derechos de la comunidad.

“Este reconocimiento llena mi corazón de mexicanidad. Este pedacito de Jalisco para mi llena mi corazón con lo que tenían mis abuelitos en su mente cuando vinieron a este país para fundar una familia, para crear un sueño americano para ellos, sus hijos y sus nietos. Así que, para mí, recibir este reconocimiento va a tener por siempre el significado de todos los que hemos llegado a este país, porque lo que aquí hemos hecho todos los que hemos llegado es algo muy fuerte. No hemos llegado aquí para limosnear, sino que llegamos aquí para crear, para fundar y para hacer este país, el país más grande del mundo”, dijo Castro.

Frases para el recuerdo

Durante el foro, excelentemente conducido por el Dr. Fabricio Balcázar, profesor en el Departamento de Discapacidad y Desarrollo Humano de la Universidad de Illinois en Chicago, se pudieron escuchar diferentes ponencias sobre el contexto actual del mexicano en Estados Unidos.

Martin Castro, Presidente de la Comisión de los Derechos Civiles de Estados Unidos, dijo por ejemplo que, “me encantó la película y aún es un tema que tiene plena vigencia en el discurso político de este país. Lo importante es que tenemos una película como esta para prepararnos en el debate que debemos entrar, como una comunidad unida”.

A su vez Sulma Arias, Directora del Área de Inmigración del Center for Community Change de Washington D.C. expresó que, “he sido una luchadora para una reforma migratoria ya por más de 16 años, soy salvadoreña. Me dicen en mi comunidad que hablo más como mexicana que como salvadoreña y la razón es que vine hace doce años al estado de Kansas donde la mayoría es mexicana. Mi familia, las personas que me adoptaron, me enseñaron y me ayudaron a enfrentar la vida en un país nuevo, un idioma nuevo, por eso si desaparecieran los mexicanos yo me iría entre ellos”.

“Creo que volver a hablar de esta película y volver a traerla al tema en este momento preciso, es importantísimo, porque necesitamos revivir las marchas, necesitamos una inyección de energía y a mí me emociona que estemos hablando precisamente del tema de esta película porque necesitamos crear un momento que impacte y sacuda a las personas y les recuerde el poder que tenemos y la tarea que tenemos de salir y de confrontar esa ola de odio que desafortunadamente nos empieza a ahogar. Ya es demasiado, ya es tiempo de levantarnos y salir. Creo que esta película, en este momento, a mi me inspiró y espero que inspire a muchos más, es el momento”, añadió.

Más pensamientos para cambiar la historia

Mientras tanto el Padre Miguel Álvarez de la Parroquia de Nuestra Señora de Monte Carmelo, señaló que, “Estoy aquí porque me duele un pueblo”.

“La estupidez improvisada se ha atrevido a atribuir a los migrantes la criminalidad, la droga, el pandillerismo, la ignorancia”, añadió.

Mas adelante el Padre Miguel sostuvo que, “según el parecer de algunos los migrantes, indocumentados o no, son responsables de la desarticulación social que se vive. No defiendo ni santifico a cada inmigrante, entre ellos los hay buenos, honestos y deshonestos, hay sencillos y académicos y precisamente por ello no podemos, no debemos generalizar”.

“La migración es si, un rio de mano de obra, un ejército de peones a veces, pero también es un pueblo cargado de pasado, de misiones y proyectos, de valores humanos y culturales, que pertenecen al mosaico multicolor y multifacético de ese magnífico vitral que es la humanidad”, agregó.

Finalmente el Padre Miguel comentó que, “la tentación de pensar que una cultura única haya alcanzado la cumbre, la tentación de pensar que fuera de nosotros haya solo el diluvio o el desierto ha quedado desmentida desde hace siglos. Para nuestro mundo contemporáneo el movimiento migratorio más que una marea café que tiene que ser bloqueada, es la oportunidad de un diálogo entre pueblos, un salir de trincheras estancadas (sin invitación) para asumir el riesgo de la novedad”.

“Estoy aquí porque me duele mi pueblo, pero es dolor teñido de esperanza, porque son dolores de parto que anuncian el nacimiento de una nueva humanidad”, concluyó.

A manera de conclusión Sergio Suarez, Presidente y CEO de NAIMA, expresó que, “escuchamos que el voto cuenta, hablamos del poder… creo que tenemos el poder pero no lo usamos. Les doy tres números que aprendí: vamos a trabajar con los 950 mil jóvenes que cumplen 18 años cada año, hijos de inmigrantes. Casi un millón por año. Como los registramos para que voten y hacer que voten. Además que los residentes que cumplen con los requisitos se hagan ciudadano. 8.7 millones de residentes legales califican y entre ellos hay 3.5 millones de mexicanos, que somos los que menos nos hacemos ciudadanos. Y tercero, como activamos a esos 11.5 millones de latinos que están registrados para votar y no votan”.

“Hay muchas cosas que podemos hacer. Si usaron su tiempo para estar hoy aquí es porque están dispuestos a trabajar para cambiar lo que está sucediendo. Me siento muy afortunado de contar con tantos amigos como los que están aquí, sigamos juntos luchando para conseguir una reforma migratoria justa y comprensiva”, concluyó.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *