Home Tema Central Porque es importante organizarse como sociedad civil
Porque es importante organizarse como sociedad civil
0

Porque es importante organizarse como sociedad civil

0
0

El poder de una comunidad organizada, que trabaja en conjunto para lograr metas consensuadas, es realmente espectacular. No hay paso más importante que la organización cuando se trata de mejorar la vida en nuestras comunidades.

El término sociedad civil, como concepto de la ciencia Social, designa a la diversidad de personas con categoría de ciudadanos que actúan generalmente de manera colectiva para tomar decisiones en el ámbito público que conciernen a todo ciudadano fuera de las estructuras gubernamentales.

La existencia de una sociedad civil, diferenciada de la sociedad política, es un prerrequisito para que haya una buena democracia. Para Jürgen Habermas, la sociedad civil tiene dos componentes principales: por un lado, el conjunto de instituciones que definen y defienden los derechos individuales, políticos y sociales de los ciudadanos y que propician su libre asociación, la posibilidad de defenderse de la acción estratégica del poder y del mercado y la viabilidad de la intervención ciudadana en la operación misma del sistema.

Por otra parte estaría el conjunto de movimientos sociales que continuamente plantean nuevos principios y valores, nuevas demandas sociales, así como vigilar la aplicación efectiva de los derechos ya otorgados. Así, la sociedad civil contiene un elemento institucional definido básicamente por la estructura de derechos de los estados de bienestar contemporáneos y un elemento activo, transformador, constituido por los nuevos movimientos sociales.

Tradicionalmente, siguiendo el concepto de Alexis de Tocqueville, se identifica “sociedad civil” con el conjunto de organizaciones e instituciones cívicas voluntarias y sociales que funcionan como mediadores entre los individuos y el Estado.

Esta definición incluye, pues, tanto a las organizaciones no lucrativas u organizaciones no gubernamentales como a las asociaciones y fundaciones. El concepto decimonónico incluyó también a las universidades, colegios profesionales y comunidades religiosas.

Según Enrique Brito Velázquez, la sociedad civil es “el conjunto de ciudadanos organizados como tales para actuar en el campo de lo público en busca del bien común, sin ánimo de lucro personal ni buscar el poder político o la adhesión a un partido determinado.

La gente se organiza porque busca consuelo en aquellos que son similares a ellos. Las personas que tienen los mismos ideales, la cultura o las tradiciones dan paso a una unidad que está subrayada por el orgullo mutuo y objetivos comunes. Cuanto mayor sea la unidad, más fuerte será la voz.

Organizarse para mejorar a las comunidades

Dado que una sociedad organizada y responsable suele tener efectividad en sus demandas, contribuye al balance general y ayuda a que una parte de la población acceda a la toma de decisiones y a participar de la agenda pública en forma responsable.

Como parte de una sociedad civil organizada, nos vemos en la necesidad de organizarnos como tal para poder pedir a las Autoridades lo que la sociedad necesita para poder vivir en un pleno estado de derecho y legalidad. El fin es poder construir desde todos los espacios y generar la participación en la sociedad para, de esta forma, mejorar las comunidades donde vivimos.

Una sociedad civil organizada como tal,  tiene la obligación de exigir el cumplimiento a las autoridades frente a las demandas de la sociedad, así como presionar conjuntamente para encontrar los medios y lograr fomentar la participación ciudadana, la cultura de la legalidad, el respeto a los demás y nuestro entorno, así como demás derechos colectivos que forman parte de una democratización en la sociedad pujante de un sentido de Ciudadanía y reconocimiento de sus Derechos.

Ser parte de una organización civil es un gran reto y una gran responsabilidad, dado que el trabajo realizado dentro de la misma contribuye al esfuerzo de mejorar la dinámica de la comunidad que se integra y lograr un mejor futuro para la sociedad en general. El trabajo en colaboración y corresponsabilidad con otros individuos, organizaciones civiles y el propio estado, permite alcanzar logros que potencian y mejoran la vida de las personas en general.

Cada vez que una persona pone por delante sus necesidades a corto plazo antes que la misión del grupo a largo plazo, la voz del grupo se silencia cada vez más. Es mucho más fácil ignorar e intimidar algunas voces que a la fuerza de un grupo organizado, con los mismos objetivos y que incluyen un mejor futuro colectivo.

¿Por qué participar en las organizaciones comunitarias?

Organizar a los miembros  de una comunidad, cualquiera que sea la meta, tiene beneficios generales que ocurrirán si el trabajo está bien hecho. Éstos incluyen:

  • Un mayor potencial para que ocurran los cambios que se quieren ver. La voz colectiva de mucha gente que trabaja en conjunto en un problema es mucho más fuerte que una voz individual.
  • Empoderamiento. Hacer que la gente participe  en mejorar las condiciones que definen sus vidas puede incrementar el sentido de autoestima de la gente y de sus capacidades, ayudándoles a llevar vidas más satisfactorias.
  • Mayor independencia entre los miembros de la comunidad. Organizar a la gente para originar un cambio ayuda a mantener un nivel alto de control sobre su propio destino. En última instancia, esto reduce la cantidad de ayuda externa que se necesitará.
  • Apoyo social cada vez mayor. Al integrar diversos grupos de gente que trabajan por un bien común, se tiene la oportunidad de conversar y aprender con otros, a quienes de otro modo no se hubiera conocido. Tanto en lo profesional como en lo social, la organización comunitaria ofrece a la gente una gran oportunidad de crecimiento y esparcimiento.
  • Mayor igualdad en la sociedad. Cuando la gente gana cierto control sobre las fuerzas que definen sus vidas, el equilibrio de fuerzas en la comunidad cambia, extendiéndose de forma más amplia y distribuyéndose de forma más equitativa. Esto, a su vez, cambia positivamente la situación de las personas con menor poder, contribuyendo así a una sociedad más justa.

La organización comunitaria es, fundamentalmente, un proceso de base. Se trata de que los miembros de la comunidad participen en algo, colaboren y utilicen esa energía para crear un cambio positivo. En suma, se trata de empoderar a la gente para que mejore su vida y la de sus comunidades de manera efectiva, lo que fortalecerá también a la sociedad en su conjunto.

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *