Home Locales Posadas navideñas: rescatando nuestras tradiciones
0

Posadas navideñas: rescatando nuestras tradiciones

0
0
Posadas Navidenas
Posadas Navidenas

Las tradiciones y costumbres son parte importante de las familias ya que permite mantener un vínculo con nuestras raíces, por eso Fedejal celebra junto a Ustedes la cercanía de la navidad con sus tradicionales posadas navideñas.

La Federación Jalisciense del Medio Oeste  (Fedejal) cumple en estos días con una tradición que dio inicio en México en 1587 y que marca el inicio de la época navideña: las Posadas. El sábado pasado en Casa Jalisco se llevó a cabo la Pasada de los Clubes Jaliscienses, con gran marco de público presente y este viernes 16, en el gimnasio del Municipio de Melrose Park se llevara a cabo la Posada “Rescatando Nuestras Tradiciones”.

El sábado pasado la celebración en Casa Jalisco fue muy amena y divertida, con la actuación en vivo de la Rondalla ‘Presagio’, un nacimiento, música para bailar, pozole, ponche, tamales, buñuelos, atole y rifas.

Sergio Suárez, Presidente de Fedejal dijo al inicio de la celebración diciendo que, “nos da mucho gusto el celebrar con ustedes la primera posada que hacemos aquí, en Casa Jalisco. Los clubes nos reunimos con dos fines, uno empezar con ese espíritu navideño que nos caracteriza, pero también para juntar fondos para hacer la Posada ‘Rescatando Nuestras Tradiciones’ que haremos el próximo viernes 16 en el Village de Melrose Park. Con su apoyo y su donación es como conseguimos los fondos para poderlo llevar a cabo”.

“Para mí son muy significativas las posadas navideñas me hace recordar, cuando hablamos de peregrinos, a la comunidad migrante. Porque así como San José y la Virgen María emigraron, yendo de un punto a otro donde no les habrían la puerta y lo sabemos por los canticos y las tradiciones que hemos aprendido… hemos escuchado algo parecido con los inmigrantes, no solamente aquí en Estados Unidos sino en todo el mundo. Emigrar es una cosa muy común, todo el tiempo se ha hecho, emigran los pájaros, los animales buscando pastos más verdes y emigramos los humanos. Creo que este es un tiempo de reflexión, donde no debemos concentrarnos en lo difícil que ha sido migrar, sino en abrir nuestro corazón y en tratar de hacer más fácil la transición de los nuevos peregrinos durante su migración y esperemos que también este gran país cambie un poquito la retórica que hemos escuchado los últimos años y que de una mejor bienvenida a los inmigrantes, a los peregrinos”, agregó.

La celebración tuvo el auspicio del Gobierno de Jalisco, el Municipio de Melrose Park, Volaris, Los Comales, Casa de Luna, Tequila Carreta de Oro y Ultimas Noticias.

Fedejal repite la tradicional celebración este viernes 16 de diciembre a partir de las 6 de la tarde, con entrada gratuita, en el Gimnasio del Municipio de Melrose Park, ubicado en el 1000 N de la 25Th Ave. y en donde habrá comida, piñatas, regalos, concurso de pastorcitos y diversión para toda la familia.

Se podría decir que tradición es lo que nuestros antepasados nos han entregado o legado a través del tiempo. En el caso de la Navidad, lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo su aspecto exterior, sino su significado interior. Se debe conocer por qué y para qué se llevan a cabo las tradiciones y costumbres para así poder vivirlas mejor.

Se dice que en México la celebración de las posadas comenzó en 1587 cuando fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V una bula (permiso) en la que autorizaba la celebración en Nueva España de unas misas llamadas “de aguinaldo”, del 16 al 24 de diciembre y que se llevaban a cabo en los atrios de la iglesia. Entre estas misas se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad.

Como atractivo se le agregaban a la celebración luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos, cantos populares que se ejecutaban en diferentes festejos, entre ellos la Navidad.

Desde las misas “de aguinaldo” en los atrios de las iglesias, pasaron a formar parte del ritual familiar y del barrio en el siglo XVIII y aun cuando en las iglesias no desaparecieron del todo, en las casas adquirieron mayor popularidad.

Una posada tradicional, inicia con la procesión, encabezada por las figuras de José y María. La gente sigue a los peregrinos llevando una vela o un farol encendido, para iluminar su camino y todos van respondiendo a las letanías, que recuerdan a varios santos o cualidades de la Virgen.

Al terminar la letanía, se llega a la puerta donde se pide posada, algunos invitados quedan adentro y otros afuera y ambos grupos cantan los versos especiales, en donde los de afuera piden posada y los de adentro no se la dan, hasta llegar el último verso, entonces se abre la puerta y todos entran a la casa en donde se recibe a los peregrinos, al mismo tiempo que todos cantan villancicos. Ya dentro de la casa los invitados empiezan a pedir sus aguinaldos, cantando alegremente. Así, se reparten canastitas con colaciones, se rompe la piñata, se regalan frutas y dulces y se ofrece ponche.  En algunos hogares, además se reza el rosario y se entonan cantos navideños en la que se unen familiares y amigos.

La posada termina con una convivencia que es para celebrar que se venció al pecado (se rompió la piñata). Los 9 días tradicionales de posadas se hacen en honor a los 9 meses de embarazo que vivió María.

Mantener las tradiciones es, sin duda, una parte vital para la identidad familiar porque permite refrescar nuestras raíces y mantener el conocimiento de dónde venimos. Acompañe a Fedejal este viernes 16 de diciembre y reviva una costumbre de las más queridas y representativas de México. ¡Te esperamos para que, juntos, podamos preservar nuestras tradiciones!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *