Home Editoriales Predicar con el ejemplo
0

Predicar con el ejemplo

0
0
Carlos Rojas

Hay una canción que dice que en el mar la vida es mas sabrosa y creo que la vida debería ser sabrosa en todas partes, porque todos tenemos  derecho a ser felices, aquí, allá y  acullá…. Estamos llenos de malos hábitos, por ejemplo nos vamos a la cama cuando hemos visto noticias, que generalmente no son halagadoras… noticias de violaciones, secuestros, crímenes, robos, inundaciones, guerras, drogas, enfermedades, pobreza, contaminación, abusos de autoridad, engaños, accidentes y corrupción… pensar que esto es parte de nuestro mundo y de nuestra vida diaria… cosas con las que tenemos que vivir y que tenemos que saber porque pasan…

Pero les voy a dar una sugerencia, ¡vean noticias cuando se levanten! porque todo esto lo vemos antes y nos acostamos con eso en la mente, quizás nerviosos, tensos, preocupados a tal grado que, en ocasiones, tardamos en dormirnos y no logramos un sueño que nos permita  recuperarnos para  estar listos y bien despiertos para la lucha o actividad del siguiente día.

Les voy a dar otra sugerencia y aclaramos que es una sugerencia u opinión, no es un consejo. Podemos leer algo agradable antes de acostarnos o poner una música suave para relajarnos y así dormir tranquilos para que, cuando aparezca el nuevo día, estemos, descansados y llenos de energía para enfrentar cualquier desafío o, mejor dicho, listos para seguir  buscando y alcanzar el  famosísimo  sueño  americano… porque, ¿Verdad que a eso venimos? Entonces seguiremos luchando y siempre buscando un futuro mejor.

Muchos somos muy felices empezando por la actividad o trabajo que desempeñamos y digo esto porque he visto raza trabajando a la intemperie bajo temperaturas congelantes, estacionando carros y entregándolos en el momento que el cliente lo requiera… ellos están allí, en el frío porque así son de luchadores.

También he visto un grupo de trabajadores laborando fuerte, haciendo crecer un edificio que es otra forma de ser luchadores y buscadores del sueño americano. También he visto a hombres y mujeres repartiendo periódico y todos estos trabajos los hace nuestra raza de bronce, no importando la lluvia, el viento helado o el quemante sol del verano.

Y les digo que, solo por el hecho de trabajar a la intemperie y bajo estas condiciones, merecen encontrarse con el éxito y la felicidad y estamos seguros que la encontrarán, porque conocen la dirección del viento que dirige su nave…

Aquí, a través de Ultimas Noticias les felicitamos y les pedimos que acepten nuestro reconocimiento, nuestro respeto y nuestra admiración.

En fin este viaje o recorrido por las calles me hizo pensar, en mis hijos, en tus hijos, en mis nietas y en las generaciones que vienen y me pregunto ¿que les vamos a dejar?

Pienso que el buen ejemplo, es una valiosa aportación, tenemos todos un poder que se nos ha dado, tenemos una conciencia a la cual muchas veces no obedecemos, pero el día que despertemos a esta gran verdad, nada nos será difícil. Podemos elegir si robamos, matamos o mentimos o también podemos elegir y desarrollar grandes atributos en bien propio, de la familia y de la comunidad. Todos y cada uno de nosotros tenemos el poder de elección, así que tenemos la tarea de armonizar nuestro sentimiento mas profundo, con la voluntad de Dios… pero nunca olvidemos predicar con el ejemplo

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *