Home Entretenimiento Psicofonías: susurros del mas allá…
Psicofonías: susurros del mas allá…

Psicofonías: susurros del mas allá…

0
0

Ante la falta de explicación de algunas voces que aparecen grabadas sin que hayan intervenido medios materiales aparentes: ¿Pueden ser las voces de los muertos tratando de comunicarse con nosotros?

Ya no sólo están como testigo del mundo paranormal las fotos de fantasmas o espectros sino que ahora, además, se pueden grabar sus voces y mensajes hacia el mundo de los vivos. Incluso hay quienes aseguran haber grabado imágenes del más allá y se dice que han descubierto que los fantasmas espían a través de las pantallas de televisión o a través de las pantallas de las computadoras, estén apagados o encendidos.

El origen de las Psicofonías

Desde el descubrimiento casual de Jürgenson, en 1959, se han grabado miles de voces, al parecer pertenecientes a personas ya muertas, sobre cuyo origen no ha podido encontrarse una explicación racional.

El mismísimo Thomas Alva Edison, uno de los grandes inventores del siglo XIX, en una entrevista que concedió en octubre de 1920 causó preocupación a sus contemporáneos. Edison, de 73 años, fue terminante al decir que proponía hacer un instrumento para comunicarse con los muertos. “Si nuestra personalidad sobrevive, es estrictamente lógico y científico suponer que retiene la memoria, el intelecto y otras facultades y conocimientos que adquirimos en este mundo. Por lo tanto, si la personalidad sigue existiendo después de lo que llamamos muerte, resulta razonable deducir que quienes abandonan la Tierra desearían comunicarse con las personas que han dejado aquí… Me inclino a creer que nuestra personalidad podrá afectar a la materia en el futuro. Entonces, si este razonamiento fuera correcto y si pudiéramos crear un instrumento tan sensible como para ser afectado, movido o manipulado por nuestra personalidad (tal como ésta sobrevive en la otra vida), semejante instrumento, cuando dispongamos de él, tendría que registrar algo”, dijo.

Edison trabajó para crear ese instrumento, pero no tuvo éxito. Sin embargo, en opinión de muchos investigadores y científicos modernos, sus puntos de vista se vieron confirmados en el verano de 1959.

En esa época un famoso pintor, músico y productor cinematográfico sueco, Friedrich Jürgenson llevó su grabador a pilas a un lugar de la campiña cerca de su casa para grabar el canto de los pájaros. Más tarde al escuchar las cintas, Jürgenson encontró no sólo trinos de pájaros sino borrosas voces humanas que hablaban en sueco o noruego y discutían el canto nocturno de los pájaros.

Pese a la ‘coincidencia’ en el tema, Jürgenson pensó al principio que había sintonizado involuntariamente con una transmisión de radio. Pero al repetir el experimento escuchó más voces que esta vez, se dirigían a él personalmente y afirmaban ser parientes y amigos muertos.

En los años siguientes. Jürgenson trabajó en este campo y por fin, en 1964, reunió todas las pruebas de que disponía en su libro ‘Voces del Universo’. Dichas pruebas fueron suficientemente convincentes para atraer la atención del eminente psicólogo alemán, profesor Hans Bender, director de la sección de investigaciones parapsicológicas patrocinada por la Universidad de Enburgo, quien encargó a un equipo de prestigiosos científicos que repitieran el experimento y analizaran los resultados. Sus descubrimientos pueden resumirse así: “en diferentes condiciones y circunstancias, una cinta virgen, colocada en un grabador corriente y en un ambiente silencioso, registrará voces humanas que pronuncian palabras inteligibles. El origen de esas voces es aparentemente inexplicable a la luz de la ciencia actual y que las voces son objetivas, en la medida en que dejan en la cinta huellas iguales a las de las voces normales y quedan registradas como impulsos oscilográficos visibles en grabaciones de videotape.

A lo largo de sus trabajos dichos científicos grabaron más de 100.000 cintas bajo estrictas condiciones de laboratorio. Un análisis exhaustivo de su trabajo fue publicado en Alemania, a fines de los años 60 con el título de ‘Lo inaudible se vuelve audible’.

Los grandes cuestionamientos que suscitan estas ‘voces de la nada’ son enormes. El mismo doctor Bender, según se dijo, las considera de mayor trascendencia para la humanidad que la física nuclear: “Por lo menos (afirmó en un artículo aparecido en Parapsichology Review), el origen paranormal del fenómeno es muy probable”.

¿Cómo grabar un psicofonía?

Puede emplearse un grabador corriente para registrar “voces electrónicas”, pero en general, cuanto mejor sea el equipo, mejores serán los resultados. Los aparatos que cuentan con controles de volumen, tono y nivel facilitan mucho la tarea de descifrar las voces y un buen par de auriculares es imprescindible.

Los expertos están de acuerdo en que el mejor momento para realizar experimentos es entre la puesta del sol y el amanecer. La mayor parte de los investigadores prefieren trabajar en una habitación silenciosa, aunque un grabador portátil en el campo puede proporcionar buenos resultados, como demostró Jurgenson.

Raudive recomendaba grabar fecha y hora antes de cada experimento, seguidos de una invitación a que las voces se manifestaran. Cada sesión de grabación no debe durar más de dos minutos, ya que hace falta una intensa concentración.

Los métodos de grabación básicos que pueden utilizarse son tres:

  • En el primero, simplemente se conecta el grabador, se pulsa la tecla de grabación y después se hacen preguntas en voz alta que se anotan en un papel.
  • En el segundo método se graban los anuncios preliminares por medio del micrófono, y después se le desconecta, conectando una radio en su lugar. La radio se sintoniza entre frecuencias, en una banda de ‘ruido blanco’ y se fija el nivel de grabación a mitad de camino entre el máximo y el mínimo.
  • El tercer método, aunque más difícil de realizar porque se precisa un receptor de diodos, pequeño juego de cristales en el que se conecta el grabador en lugar del micrófono. El nivel de grabación se pone al máximo. Según Raudive, con este último método se obtienen los mejores resultados: las voces son más lentas, claras y naturales.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *