Home Editoriales Que el que tenga entendimiento… entienda
0

Que el que tenga entendimiento… entienda

0
0
Carlos Rojas

Saludos y gracias por leer Ultimas Noticias, mucho se ha rumorado y se siente acerca de lo de una reforma migratoria para que millones de inmigrantes salgan de la sombra. Se ha trabajado y poco a poco los logros se van dando… aquí lo importante es  que debemos todos estar preparados para cuando llegue ese momento y que por favor no nos pase lo de las vírgenes insensatas, que no se prepararon o se prepararon a medias…

Esta parábola de las diez vírgenes enseña que es posible que la preparación de algunos no sea adecuada. Jesús ha recalcado la necesidad de estar preparados y en esta parábola de las diez vírgenes da un ejemplo de la preparación no adecuada. También enfatiza que vendrá el tiempo cuando será imposible hacer la preparación.

Las insensatas tenían aceite solamente para una profesión de fe. Tenían aceite para ser miembros. Tenían aceite para llamarse “cristianos”, “hermanos”, etc. Tenían aceite para participar de la cena del Señor y para ofrendar, pero no tomaron consigo aceite, de esta manera manifestaron su desprecio de las bodas. No eran muy importantes para ellas. Por alguna razón éstas no compraron aceite para sus lámparas para poder entrar y participar en la celebración. Hubiera sido inconveniente para ellas comprar aceite. No había tiempo. Quizás no había ni siquiera el deseo de hacerlo. No les faltó oportunidad, simplemente lo descuidaron.

Mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas, les convenía tener aceite adicional para estar seguras de que no se apagara su luz. Las prudentes son las que buscan “a Jehová mientras puede ser hallado”. Aprovechan el tiempo que Dios nos da para prepararnos, “el día dura, la noche viene. Andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas”.

Y tardándose el esposo, Pedro explica cómo los burladores dicen que la demora del Señor es prueba de que no vendrá, pero en seguida Pedro explica la razón verdadera: Esta parábola habla de estar preparados para “recibir al Señor cuando venga. Solamente los preparados podrán participar de ese gozo eterno. Las vírgenes estaban a la espera, cabecearon todas y se durmieron y a la medianoche (a la hora menos esperada),   se oyó un clamor: “¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!”… ¡Cuán terrible será este grito para los no preparados cuando Cristo venga! Habrá mucho remordimiento y mucha angustia entre los no preparados.

Entonces las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Los indiferentes y mundanos desprecian la preparación cuidadosa hecha por los fieles, creen que éstos son muy estrictos y aun les llaman fanáticos, pero cuando el Señor venga van a querer una porción de ese aceite que habían despreciado.

Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas y se cerró la puerta.  Preparémonos, no nos vayamos a quedar afuera

Como las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!   Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir. Estemos preparados en cualquier momento seremos llamados para la reforma migratoria y será muy doloroso quedarnos afuera por no estar preparados ¡Ahí está, más claro ni el agua! Dijo Jesús y dijo bien, el que tenga entendimiento, ¡entienda!

Gracias por leer  Ultimas Noticias.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *