Home Tema Central Quien es más infiel: ¿el hombre o la mujer?
0

Quien es más infiel: ¿el hombre o la mujer?

0
0

Quien es mas infiel el hombre o la mujer
Quien es mas infiel el hombre o la mujer

Desde el comienzo de la historia se ha dicho que el hombre es mas infiel que la mujer, pero, según las últimas encuestas y estudios realizados, eso podría estar cambiando y el margen porcentual haberse nivelado o, incluso, invertido. ¿Sera así?

La infidelidad no sucede espontáneamente, siempre hay motivos que la provocan. La lista de razones es interminable, pero los sexólogos especialistas en terapia de pareja coinciden en que, en todas, se intenta satisfacer las carencias en la pareja.

En la mayoría de los casos las personas son infieles cuando la relación no alcanza sus expectativas o están buscando algo en la pareja que ésta no es capaz de ofrecerles. La solución, en vez de basarse en el diálogo, es una salida aparentemente más fácil o cómoda: la infidelidad.

Desde siempre, la infidelidad de los varones fue socialmente más aceptada y por ende más extendida que la femenina, aunque en los últimos tiempos la mujer ha logrado deshacerse de ciertas ataduras y abrir el debate en torno a este y otro temas.

Hoy por hoy es imposible saber a ciencia cierta quiénes son más infieles a sus parejas y en el grueso de los casos las respuestas se circunscriben a las experiencias personales y la visión que se tiene de uno mismo. Sin embrago, puede establecerse una serie de diferencias entre la infidelidad masculina y la femenina, basada en la naturaleza cada género.

Se entiende que la infidelidad de los varones responde, en la gran parte de los casos, a un impulso netamente sexual puesto que las molduras de las sociedades patriarcales llevan a entender que la masculinidad es directamente proporcional a la cantidad de mujeres que se llevan a la cama.

Por su parte, las mujeres suelen incurrir en estas prácticas al verse enjauladas en la rutina y el tedio en que muchas veces caen las parejas establecidas, ante lo cual buscan recuperar el sopor del romance. Es así que la infidelidad sexual resulta menos riesgosa, ya que el interés se esfuma una vez saciado el deseo, mientras que la búsqueda de una nueva relación basada en lo sentimental puede decantar en un nuevo idilio que signifique la ruptura de la actual pareja.

Existe el mito de que el hombre tiende más a ser infiel que la mujer, porque tiene una mayor necesidad sexual. Pero un problema social como el adulterio no se puede resolver con un argumento biológico, por el contrario lo agrava, tolerando más esta conducta y el machismo.

El hombre lo ha hecho durante toda la vida, pero hoy la mujer también es infiel y mucho más frecuentemente de lo que imaginamos. Ahora la mujer se ha decidido a buscar afuera lo que por alguna razón no encuentra en casa.

Durante siglos las necesidades de las mujeres han sido ignoradas, sin embargo en el mundo occidental eso ha cambiado y ya son dueñas de su propia vida, habiendo decidido experimentar todo lo que desea, incluida la satisfacción sexual.

Estadísticas

En promedio, las estadísticas de infidelidad aseguran que el 60% de los hombres son infieles y que el 40% de mujeres les sigue los pasos. Pero un estudio realizado sobre conductas y preferencias sexuales de usuarios de internet, dice que las mujeres son más infieles que los hombres (50% frente al 44%).

Según algunas otras encuestas, las estadísticas marcan que los hombres, en un 56%, no rechazan una aventura cuando se presenta la oportunidad. Se trataría de varones que, en general, tienen un matrimonio bien avenido. En cambio, el 35% de las mujeres aceptan tener una infidelidad, muchas veces, para denigrar al varón por sentirse poco apreciadas, desatendidas, desvalorizadas, por no sentir la mirada de su pareja, o porque están inmersas en una relación asfixiante. Por el contrario, el hombre engaña como una forma de castigo, por la desvalorización que siente por sí mismo o para denigrar a la mujer desde el punto de vista sexual.

Una empresa de preservativos suele realizar una extensiva y global encuesta de sexo todos los años. En el 2006 su encuesta concluyó que las mujeres son más infieles que los hombres. Un 40% de las mujeres admite que engaña a su pareja, frente a un 34 % de los hombres.  En otros datos, se supo que un 34 % de las mujeres fantasean con el sexo lésbico, frente a sólo un 14 % de los hombres con fantasías gay.

Las mujeres, sin embargo, pasan menos tiempo pensando en sexo, ya que suelen fantasear en promedio una o dos veces al día; en el caso de los hombres se da diez veces en una jornada.  Un dato interesante: 62 % de las mujeres y 82 % de los hombres reconocen estar faltos de sexo y amor.  Un tercio de los encuestados tiene sexo dos veces por semana, pero sólo un 25 % hace el amor menos de una vez por mes.

La infidelidad en Latinoamérica

Un estudio realizado por GDA (Grupo de Diarios de América) dice que al menos 63% de los latinoamericanos ha sido infiel alguna vez. Los países que sobresalen con un mayor porcentaje de infidelidad son Ecuador y México, cuyas menciones suman hasta 68% para ambos casos. En cuanto al sexo por internet, destaca Brasil como el país con mayor número de usuarios que lo practican, con 52%.

El estudio fue realizado por GDA, entre junio y agosto de 2010. Fueron aplicadas 13 mil 349 entrevistas entre usuarios de la red en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

De acuerdo con el sondeo, 48% de los entrevistados suele mantener relaciones sexuales en la noche y 39% a cualquier hora. Específicamente para los mexicanos, 50.4% prefiere tener sexo en la noche, 37.2% a cualquier hora, y 4.2% por la mañana.

La mayoría de los ‘infieles confesos’ de Latinoamérica son hombres. El 70 por ciento dice que lo ha hecho “una o dos veces”. Los brasileños se ubican a la cabeza de los que dicen que lo han hecho “más de tres veces” (26,2 por ciento), seguidos por los costarricenses (22,3) y los colombianos (21,7). Los brasileños son también los que más aseguran estar siendo infieles a su pareja actualmente (16,2 por ciento), seguidos por los mexicanos (14,6).

La revisión de los datos de las mujeres arrojó que las colombianas son las que más admiten haber engañado a sus parejas “una o dos veces”: el 59,2 por ciento de las encuestadas. Pero dentro de la franja de las que dicen haber engañado “más de tres veces” a sus parejas, las chilenas están primero (15,1 por ciento), segundas las brasileñas (14,1); mientras que las mexicanas son las que más reconocen estar engañando a sus parejas en la actualidad: 6,1 por ciento.

En el otro extremo, los hombres que dicen ser más fieles son los uruguayos (47 por ciento) y en las mujeres, las argentinas (54,8). Pero nadie garantiza que eso sea cierto.

Sea como sea, todos verán las estadísticas según “el cristal con que se mire” y cada quien tendrá su propia opinión. Lo cierto es que  la infidelidad es un síntoma de la serie de crisis por las que puede atravesar una pareja. Si se busca, en el fondo se puede descubrir que se es infiel cuando no se encuentra en la pareja lo que se busca y la relación no satisface completamente las necesidades. Sin embargo, superar la crisis dependerá de la forma de comunicación que tenga cada pareja en particular.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *