Home Tema Central Redes Sociales: ¿Una oportunidad para hacer amigos o pérdida de la privacidad?
0

Redes Sociales: ¿Una oportunidad para hacer amigos o pérdida de la privacidad?

0
0
Redes Sociales
Redes Sociales

Las redes sociales son una gran oportunidad  para reencontrarse o hacer amigos, pero también se han convertido en el lugar predilecto de aquellos que buscan sacar ventajas de la intimidad de los demás…

Las redes sociales se han convertido en los últimos años en una cita casi obligada para aquellos que navegan por internet, ya que ofrecen una gran

oportunidad de reencontrarse con viejos amigos, hacer nuevos,  compartir afinidades o difundir alguna actividad.

Sin embargo también se ha convertido en el lugar preferido de delincuentes informáticos que, aprovechando a las millones de personas que exponen sin inhibiciones detalles de su vida, buscan allí datos personales para cometer diferentes delitos. Esto nos pone ante la disyuntiva de definir si en realidad las redes sociales son una oportunidad real para hacer o reencontrar amigos o una pérdida de privacidad que conlleve a mayores peligros de los imaginados…

En las redes sociales en Internet tenemos la posibilidad de interactuar con otras personas aunque no las conozcamos, el sistema es abierto y se va construyendo obviamente con lo que cada suscripto a la red aporta, cada nuevo miembro que ingresa transforma al grupo en otro nuevo.

Intervenir en una red social empieza por hallar allí otros con quienes compartir nuestros intereses, preocupaciones o necesidades y aunque no sucediera más que eso, eso mismo ya es mucho porque rompe el aislamiento que suele aquejar a la gran mayoría de las personas, lo cual suele manifestarse en retraimiento y otras veces en excesiva vida social sin afectos comprometidos.

Las redes sociales en Internet suelen posibilitar que pluralidad y comunidad se conjuguen y allí quizás esté gran parte de toda la energía que le da vida a los grupos humanos que las conforman ya que le dan al anónimo popularidad, al discriminado integración y al diferente igualdad. La fuerza del grupo permite sobre el individuo cambios que de otra manera podrían ser difíciles y genera nuevos vínculos afectivos y de negocios.

Sólo con estas reflexiones sobre los beneficios psicosociales que brindan las redes a los individuos ¿Queda alguna duda acerca de cuál es la causa del éxito y popularidad que ganan a gran velocidad en Internet?

Sin embargo, el exponer parte de su vida y su privacidad en una red social, puede acabar siendo perjudicial porque esa información puede ser una gran oportunidad para que personas inescrupulosas se apoderen de ellas y terminen perjudicándonos.

Días atrás una madre y sus dos hijas en el estado de Georgia se conectaron a Facebook con sus teléfonos y terminaron en un lugar inesperado: las cuentas de extraños, en las que tenían acceso completo a gran cantidad de información privada.

Causada por un problema de tráfico de comunicaciones de la compañía de celulares de la familia, la falla puso en evidencia un problema de seguridad que puede tener consecuencias muy amplias para todos los que usan internet y no sólo los usuarios de esa red social.

Lo que sucedió fue que internet perdió el control sobre quién era quién y mandó a las mujeres a cuentas ajenas sin que ellas hubiesen hecho nada para cambiar la situación. El problema vuelve más serias las advertencias de los investigadores de que hay muchas maneras en que la información puesta en la red se puede usar de manera perjudicial.

Expertos en seguridad alertan del peligro de las redes sociales

Redes Sociales
Redes Sociales

Varios expertos en seguridad en línea dijeron que nunca habían oído de casos similares y no está claro si éstos son infrecuentes o la gente simplemente no los denuncia. Pero los especialistas advirtieron que lo mismo podría suceder con cuentas de correo electrónico o que también podría ocurrir en una computadora y no sólo en un teléfono.

“El hecho de que sucedió prueba que podría suceder de nuevo y con algo mucho más importante que Facebook”, dijo Nathan Hamiel, fundador del grupo de investigación Hexagon Security Group.

Según la empresa de seguridad informática AVG, sólo un 27 por ciento de las redes sociales se están protegiendo contra amenazas en línea.

La encuesta “Llevando seguridad social a la comunidad en línea” reveló que el 64 por ciento de los usuarios Web que usan redes sociales admitieron que raramente cambian sus claves y solo el 43 por ciento ajusta los parámetros de seguridad de forma frecuente.

AVG dijo que el 21 por ciento de las personas que participan en redes sociales aceptan contactos de miembros que no conocen, mientras que el 26 por ciento comparte archivos y el 64 por ciento dijo que hace clic en enlaces enviados por otros miembros.

Como resultado de las pobres prácticas de seguridad, el 20 por ciento de los usuarios Web que pertenece a una red social fue víctima de robo de identidad, mientras que el 55 por ciento experimentó un ataque de phishing y el 47 por ciento admitió que fue atacado por un malware.

El año pasado en una convención de expertos de seguridad Brian Honan, editor del boletín NewsBites del SANS Institute explicó a la audiencia que una periodista irlandesa le retó a robar su identidad, a partir sólo de los datos públicos que de ella hubiese en Internet. Uniendo los retazos que encontró en Google, LinkedIn, Flickr, Facebook y Twitter, Honan descubrió los nombres de sus padres, su fecha de nacimiento e incluso su dirección física. “Con estos datos, podría haber abierto una cuenta bancaria en su nombre, hacerme un pasaporte nuevo o un carné de conducir. Incluso tenía fotos de carné, sacadas de Flickr”, explicó Honan, quien aseguró que el viejo chiste de que en Internet nadie sabe quién eres hoy es al contrario: “Nuestra identidad está repartida en miles de sitios que no controlamos”.

“Donde se dan más fugas de información privada”, según Honan, “es en las redes sociales, los robos de bases de datos de servicios de los que somos clientes y la información que nuestros amigos puedan dar de nosotros en Internet”. No sería la primera vez que los criminales empleen estos datos para robar la identidad de personas y chantajearlas.

Que hacer para protegerse

Las redes sociales se basan en la idea de compartir información abiertamente y de fomentar un sentido de comunidad. Desafortunadamente, una red en línea de individuos que comparten activamente sus experiencias y que buscan conexiones con personas del mismo parecer puede ser presa fácil para los piratas dedicados a perpetrar ataques de phishing y de ingeniería social. Es importante conocer las amenazas y usar discreción en todas sus interacciones en línea.

1.- Tenga Cuidado al compartir en línea. Para empezar, incluso en una comunidad donde se comparte abiertamente, debería observar los límites que dicta el sentido común para evitar inconvenientes.

2.- No pierda de vista quiénes son sus amigos. Cuando usted escribe o cuelga una actualización en la red social, tiene que saber quién es su audiencia. Cada vez con más frecuencia oímos historias de personas que olvidaron que su jefe formaba parte de su red y luego dijeron cosas en línea que resultaron en una reprimenda o incluso en el despido. Comparta sus opiniones pero, para su propia seguridad, tenga presente una regla esencial: nunca cuelgue nada en línea que usted no quiere que todo el mundo vea, porque eventualmente probablemente lo verán.

3.- Defina los parámetros de privacidad. Combinar la privacidad con las redes sociales puede parecer muy poco intuitivo. ¿Cómo se puede ser social y abierto y proteger su privacidad al mismo tiempo? Compartir alguna información con un grupo selecto de personas no significa necesariamente que quiera compartirlo con todo el mundo o que la información que comparte sea visible a todos.

4.- Cuidado con los timos de secuestro y de phishing. Por su misma naturaleza, el propósito de una red social es socializar, lo que significa que los usuarios usualmente están más dispuestos a bajar la guardia y a compartir información. Las personas vienen a la red para ampliar sus conexiones profesionales, restablecer contactos con viejos amigos y comunicarse en tiempo real con amistades y compañeros y para los predadores, lanzar ataques de phishing y de ingeniería social en este ambiente jovial es pan comido.

Tenga cuidado, use siempre el sentido común y protéjase de aquellos que tan solo esperan una oportunidad para perjudicarlo.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *