Home Locales Revivimos la tradición con una gran Posada Navideña
0

Revivimos la tradición con una gran Posada Navideña

0
0

Las tradiciones y costumbres son parte importante de las familias, ya que permite mantener un vínculo con nuestras raíces, por eso Fedejal celebra junto a Ustedes la cercanía de la navidad con una tradicional Posada Navideña.

La Federación Jalisciense del Medio Oeste (FEDEJAL), en conjunto con el Municipio de Melrose Park, Casa Jalisco, la Iglesia Monte Carmelo, la Melrose Proviso Soccer League, Taquería Los Comales y Últimas Noticias celebra junto a Ustedes, este domingo 23 de Diciembre, nuestra tradicional 4ª Posada Navideña “Rescatando Nuestras Tradiciones” donde no faltará nada: tendremos nacimiento viviente, se realizará el pedido de posada, concurso de pastorcitos, piñatas, bolos, champurrado, tamales, música navideña en vivo con los Hermanos Salcedo, diversión para toda la familia y mucho mas…

La posada se llevará a cabo el próximo 23 de diciembre, a partir de las 2:30 hasta las 5 de la tarde, en el Municipio de Melrose Park  ubicado en el 1000 N de la 25th Ave. en Melrose Park. La Entrada es gratis y el cupo es limitado, los boletos están disponibles en la Escuela Melrose Park, Casa Jalisco, Iglesia de Monte Carmelo y Taquería Los Comales de Melrose Park.

En México la celebración de las Posadas comenzó en 1587

Se dice que en México la celebración de las posadas comenzó  en 1587 cuando fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V una bula (permiso) en la que autorizaba la celebración en Nueva España de unas misas llamadas “de aguinaldo”, del 16 al 24 de diciembre y que se llevaban a cabo en los atrios de la iglesia. Entre estas misas se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad.

Como atractivo se le agregaban a la celebración luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos, cantos populares que se ejecutaban en diferentes festejos, entre ellos la Navidad.

Desde las misas “de aguinaldo” en los atrios de las iglesias, pasaron a formar parte del ritual familiar y del barrio en el siglo XVIII y aun cuando en las iglesias no desaparecieron del todo, en las casas adquirieron mayor popularidad.

Las Posadas tradicionales

Una posada tradicional, inicia con la procesión, encabezada por las figuras de José y María. Generalmente se utilizan figuras de barro sobre una tabla que es cargada por dos de los invitados.

En varias poblaciones las posadas se celebran en las calles, que son adornadas con hilos de heno y faroles y en otras se sustituyen los peregrinos de barro, por personas que representan a José y María, causando mayor emotividad entre los asistentes.

La gente sigue a los peregrinos llevando una vela o un farol encendido, para iluminar su camino y todos van respondiendo a las letanías, que recuerdan a varios santos o cualidades de la Virgen.

Al terminar la letanía, se llega a la puerta donde se pide posada, algunos invitados quedan adentro y otros afuera y ambos grupos cantan los versos especiales, en donde los de afuera piden posada y los de adentro no se la dan, hasta llegar el último verso, entonces se abre la puerta y todos entran a la casa en donde se recibe a los peregrinos, al mismo tiempo que todos cantan villancicos. Ya dentro de la casa los invitados empiezan a pedir sus aguinaldos, cantando alegremente. Así, se reparten canastitas con colaciones, se rompe la piñata, se regalan frutas y dulces y se ofrece ponche.

En algunos hogares, además, se reza el rosario y se entonan cantos navideños en la que se unen familiares y amigos.

La posada termina con una convivencia que es para celebrar que se venció al pecado (se rompió la piñata). Los 9 días tradicionales de posadas se hacen en honor a los 9 meses de embarazo que vivió María.

Mantener las tradiciones es, sin duda, una parte vital para la identidad familiar porque permite refrescar nuestras raíces y mantener el conocimiento de dónde venimos. Acompáñenos este 23 de diciembre y reviva una costumbre de las más queridas y representativas de México.

¡Te esperamos para que, juntos, podamos preservar nuestras tradiciones!

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *